• 902 328 472
  • info@datisa.es

Cuando hablamos de ERP, el cloud ya no está de moda

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Cada vez más, las pymes confían en la nube para utilizar la tecnología, por la flexibilidad que ofrece, su seguridad y, el precio. También porque ofrece implantaciones más cortas y porque acelera la obtención de beneficios

¡Ojo! no significa este titular que las empresas hayan perdido el interés por esta tecnología, sino más bien al contrario. Decir que el cloud ya no es un término de moda, implica que la mayoría de las organizaciones lo han asumido como una alternativa más que fiable para implementar soluciones que les permitan optimizar la gestión de sus negocios. Y si, hablo de una alternativa más que fiable, porque, de hecho, la utilización del cloud empieza a extenderse como la pólvora, especialmente entre las pequeñas y medianas empresas. Las razones son también bastante obvias, conveniencia, flexibilidad, escalabilidad, seguridad o precio, se encuentran entre las más destacadas. Falta por determinar -el mercado está en ello- cuál será la modalidad más atractiva para las empresas, si el cloud privado, el público o el híbrido. Los analistas, tienen a decantarse por ésta última opción, aunque lo mejor es siempre, dejar que cada organización decida teniendo sobre la mesa todas las alternativas posibles. El hecho de que la movilidad se haya convertido en un requisito innegociable entre las empresas, también ha contribuido a impulsar las implementaciones tecnológicas en modo cloud entre las pymes. Así, si los empleados trabajan en remoto o si hacen muchos desplazamientos, sólo con disponer de una conexión a Internet, podrán acceder a la información que necesiten sobre el negocio. Y eso, a día de hoy, ya no se discute. Es un tema que se da por hecho, que se pueda acceder a la información desde y cuándo se quiera, ha dejado de ser un argumento de venta porque se entiende como algo evidente, no como un elemento adicional y diferenciador. Definitivamente, el término cloud ya no es trending porque, por primera vez desde que empezáramos a hablar de él, las empresas empiezan a tomar más interés por la nube que por las implementaciones in house y la compra de licencias. La nube ha permitido reducir considerablemente los tiempos de implantación, lo que ha repercutido en una mejora de la percepción interna y, también, ha acelerado la consecución de beneficios. Por lo tanto, podríamos decir que, 2016 y quizá 2017 serán años de transición. Y que, a partir de entonces, será muy posible que suceda algo parecido a lo que ya ocurrió  en el entorno de los medios de comunicación, donde lo digital ha terminado por “comerse” a las publicaciones en papel.  

Datisa

Datisa

Deja un comentario