Datisa presenta su primera Guía sobre Teletrabajo con recomendaciones para impulsarlo y rentabilizarlo

De forma súbita hemos descubierto una sociedad y un entorno empresarial más predispuesto a la experiencia digital de lo que pensábamos. Una experiencia digital que, por imperativo legal, se ha visto acompañada de una modificación sustancial en los modelos laborales. El teletrabajo se ha convertido en una posibilidad real dentro y fuera del ecosistema pyme. Ahora bien, no todas las organizaciones tienen claro cómo impulsar y rentabilizar estos modelos más allá de una situación tan abrupta e insólita como la generada por la COVID-19.

Encontrar un punto diferencial que aporte el valor que buscan las organizaciones en un momento tan crítico como el que vivimos, resulta clave, sobre todo cuando hablamos de información contable. Una información que, bien estructurada y analizada, puede determinar el rumbo del negocio. Por eso, en estos momentos, las pequeñas y medianas empresas -también las grandes cuentas- buscan el apoyo de socios financieros que proporcionen ese conocimiento que encierran los datos económicos y que no siempre se aprovechan debidamente.

La implementación del teletrabajo forma parte de los procesos de transformación digital de las pymes, si bien, no todas estas organizaciones han sido conscientes de ello. Abordar un plan de transformación digital para convertirla en un competidor ágil y rentable en este entorno, es algo más sencillo de ejecutar de lo que parece. De hecho, la puesta en marcha de soluciones de teletrabajo, con estrechísimos márgenes de tiempo, ha sido un claro ejemplo de que se puede.

Más allá de determinar si estamos ante una moda pasajera o si el teletrabajo ha venido para quedarse, la firma española de ERP para pymes ha elaborado una completa guía en la que se incluyen algunas recomendaciones básicas para asegurar y rentabilizar estos modelos de trabajo y diferentes consejos útiles para adaptarlo a la estructura y dinámica de cada organización.

La Guía del Teletrabajo 2020 de Datisa muestra el largo camino que aún tienen las empresas por recorrer para hacer que el teletrabajo sea algo más que una moda pasajera o una solución de urgencia para hacer frente a la situación forzada, en este caso, por la actual alerta sanitaria. En este sentido, desde Datisa se apunta al teletrabajo como una parte más, de la transformación digital que han acometido o están acometiendo las organizaciones. Abordar el proceso del teletrabajo de una manera aislada, sin aprovechar la oportunidad de mejorar todos los procesos de las empresas gracias a la tecnología sería un error.

El teletrabajo implica un cambio mucho más profundo de lo que parece a simple vista y, aún teniendo en mente todos los riesgos y las áreas de mejor, representa una apuesta de futuro para muchos sectores. En la Guía del Teletrabajo 2020 elaborada por Datisa se recogen 4 puntos a tener en cuenta para avanzar en una implementación segura:

  • Oficina sin papeles. Eliminando la impresión de documentos se obtiene un importante ahorro en términos de espacio, dinero y tiempo. Al tiempo que se reducen las posibilidades de error y mejora la seguridad de los datos.
  • Optimización de los recursos. Es el momento de analizar y replantear las inversiones en espacios de oficina y bienes muebles.
  • Cambio a la cultura digital. Para que los cambios tengan éxito hay que modificar, no solo el dónde hacemos las cosas, sino el “cómo” y el “por qué”. Estamos en un momento ideal para poner el foco más, en los resultados.
  • Disminución de la huella de carbono. La sociedad cada vez está más concienciada con este aspecto y las empresas que contribuyen a mejorar el medio ambiente ganan puntos ante los consumidores.

De forma inesperada hemos descubierto con toda claridad una sociedad, un consumidor, y un cliente mucho más predispuesto a la experiencia digital de lo que se podría pensar, a la economía de las plataformas y a las grandes empresas tecnológicas acompañadas de un sector logístico que les da alas, señalando un camino que no parece tener marcha atrás.

Por tanto, abordar un plan de transformación digital que integre diferentes opciones de teletrabajo, en cualquiera de sus versiones, ayudará a convertir a las empresas en competidores ágiles y rentables en este entorno, incluso más allá de una situación puntual y extrema como la que vivimos en estos momentos. Desde Datisa se insiste en que las herramientas tecnológicas existen y en que gracias al cloud y los modelos de comercialización y explotación flexibles, están disponibles también para las pequeñas y medianas empresas. Son soluciones accesibles, maduras y de rápida implementación.

Descárgate gratis la Guía del Teletrabajo 2020 de Datisa

 

Contacta con nuestro gabinete de prensa

 

¿Quieres más?

Blog

7 Tendencias ERP para 2022

Las plataformas ERP han madurado. Y han ampliado su alcance para dar soporte a la mayoría de las funciones empresariales. Desde los procesos de back-end

Blog

Tipos de BI para las pymes

En la actualidad hay dos tipos de BI para las pymes: BI externo y BI nativo. Ahora bien, sea cual sea la opción que elijas,

Política de Protección de Datos del tratamiento

a) Identidad del responsable del tratamiento:
Responsable: Desarrollo de Aplicaciones Técnicas Informáticas, S.A.U.
Teléfono: 917 159 268
Dirección: C/ Joaquín Turina nº 2, 1ª Planta, 28224 Pozuelo de Alarcón, Madrid
Contacto: Prot. de datos lopd@datisa.es

b) Finalidad del tratamiento:
Nuestra web dispone de formularios de contacto en distintas áreas de la misma. La finalidad del tratamiento de los datos es gestionar las comunicaciones que se pudieran establecer con los usuarios del website que nos remitan mensajes a través de los mismos.
En caso de que lo haya solicitado expresamente, utilizaremos sus datos para remitirle información sobre productos y servicios del ámbito de ERP para PYMES.
c) Decisiones automatizadas:
no se realiza segmentación de perfiles ni se toman decisiones automatizadas.
d) ¿Por cuánto tiempo conservaremos sus datos?
Los datos serán tratados durante el tiempo necesario para la gestión de su solicitud o comentario, y en caso de que haya solicitado la remisión de información comercial, hasta que no revoque su consentimiento.
e) Base jurídica del tratamiento:
la base jurídica del tratamiento de sus datos es el consentimiento inequívoco que manifiesta al aceptar la política de privacidad que va asociada a cada formulario de tratamiento de datos.
f) Obligación de facilitar los datos y consecuencias de no facilitarlos:
la cumplimentación del formulario es completamente voluntaria. En todo caso, si desea comunicarse con nosotros a través de este medio, deberá facilitarnos los datos marcados como “obligatorios”, ya que de lo contario no podremos contactar con usted, a fin de gestionar su solicitud o comentario.
g) Procedencia de los datos:
el propio interesado.
h) Destinatarios:
a. No se realizarán cesiones de datos.
b. Desarrollo de Aplicaciones Técnicas Informáticas, S.A.U. cuenta con la colaboración de proveedores de servicios de tecnologías de la información, que tratan los datos en nombre y por cuenta de nuestra entidad. En estos supuestos, previa realización de un estricto control de selección del proveedor con base en las garantías de cumplimiento de la normativa en materia de protección de datos, suscribiremos el pertinente contrato de tratamiento de datos con estas entidades.
i) Transferencias internacionales de datos:
no se realizarán transferencias internacionales de datos.
j) Ejercicio de derechos:
tiene derecho a obtener confirmación sobre si estamos tratando datos personales que les conciernan, o no. Como interesado, tiene derecho a acceder a sus datos personales, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar su supresión cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos. En determinadas circunstancias, podrá solicitar la limitación del tratamiento de sus datos, en cuyo caso únicamente los conservaremos para el ejercicio o la defensa de reclamaciones. En determinadas circunstancias y por motivos relacionados con su situación particular, podrá oponerse al tratamiento de sus datos. Dejaremos de tratar los datos, salvo por motivos legítimos imperiosos, o el ejercicio o la defensa de posibles reclamaciones.