• 902 328 472
  • info@datisa.es

Desafíos de las pymes: digitalización, transformación, recuperación, …

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
2018 está siendo un año de grandes desafíos para las pequeñas y medianas empresas. En realidad, estoy muy tentada de añadir -como siempre-. Sin embargo, este año del que empezamos a vivir sus últimos meses, ha impulsado la digitalización de muchas organizaciones -por convicción o por obligación- y continúa siendo clave para consolidar la recuperación económica de muchas organizaciones que terminan de sobreponerse a los efectos de 2008.

Las pymes son organizaciones acostumbradas a caminar sobre la cuerda floja, muchas veces, sin la protección adecuada o sin las herramientas necesarias. Pero, esta es una condición asumida por el mercado que ha hecho, además, que estas compañías no solo se crezcan ante las dificultades, sino que desarrollen una habilidad propia para navegar en ríos revueltos.

Hablaba en un artículo anterior sobre cómo cambia la gestión de las pymes en los entornos VUCA y, en realidad, eso de la Volatilidad, la Incertidumbre, la Complejidad y la Ambigüedad, creo que son elementos que, de una manera u otra, han estado siempre presentes en el contexto del desarrollo de una pyme. Por lo tanto, encontrarse en un escenario de cambio permanente como el actual no hace, sino igualar, ligeramente, las condiciones de unas empresas y otras para competir, de una manera un poco más “justa”.

Esa, digamos, que puede ser la parte buena. Pero, con respecto a los desafíos, las pymes siguen lidiando con una serie de trabas o, mejor dicho, inconvenientes, que deben superar en su propósito de sostener y hacer crecer su negocio. ¿Cuáles son los retos que más me han llamado la atención en lo que va de año?

Automatización, digitalización, transformación, …

Lo podemos llamar como más nos guste, pero en el fondo de la cuestión, todo -o casi todo- se resume en lo mismo. Automatizar los procesos, vía tecnología y previo cambio cultural de las personas para impulsar la verdadera transformación del negocio. Una transformación que apunte directamente a la eficiencia, a la rentabilidad y a la sostenibilidad del negocio.

Desafíos de las pymes: digitalización, transformación, 
recuperación, ... Clic para tuitear

Es evidente que no se pueden abordar todas las necesidades de optimización al tiempo. El proyecto acabaría con la organización. Pero, los expertos empiezan a tenerlo claro: la digitalización ya no es un futurible. Las pequeñas y medianas empresas deben acelerar sus procesos de transformación e integrarlos, no solo en su relación con otras organizaciones -proveedores, administraciones públicas, etc.- sino, en la propia relación que tiene con sus clientes.

De la información que se obtiene del cliente y del conocimiento derivado de esa información, así como de la optimización del servicio que se le preste a lo largo de todo lo que llaman los más “marketinianos” Customer Journey dependerá, en gran medida, el futuro de la compañía. Pero, para proporcionar esa experiencia “10” al cliente la empresa deberá tener bien estructurados sus procesos (operativos y estructurales). Para ello, la aplicación de la tecnología es, sencillamente, clave.

Es verdad que, hablar de tecnología como Blockchain o Big Data aplicada a organizaciones más bien pequeñas, estaría bien, pero para ser honestos, puede que no fuera del todo realista.  Sin embargo, este tipo de organizaciones, no deberían dejarse intimidar por una tecnología que, estando ya a su alcance, podría allanarles -y mucho- el camino.

ERP como parte de la digitalización

Hay quienes piensan que utilizar un ERP no tiene nada que ver con la digitalización. Nada más lejos de la realidad. Un sistema de gestión empresarial de altas capacidades, sí, esos que dicen, de nueva generación, proporcionan la información y la agilidad que demandan estos nuevos entornos cambiantes y sofisticados, en los que el cliente siempre tiene la razón, nunca tiene paciencia para esperar respuestas que puedan demorarse y, desde luego, tiene acceso permanente a toda la información que desee.

Un ERP moderno y, sobre todo, actualizado, garantiza en el entorno de las pymes una gestión de sus recursos mucho más eficiente, es decir, le permite hacer más cosas en menos tiempo y con menos recursos. Ya sea en el ámbito comercial o en el de la producción, en el área financiera o en un entorno más administrativo, los aplicativos de gestión de recursos empresariales, permiten, precisamente eso, gestionar de manera óptima, los recursos con los que cuenta la organización. Automatizan procesos, automatizan tareas, automatizan funciones y, con ello, sientan las bases de una transformación mucho más profunda.

Pero, más allá de eso, las pymes avanzan en la automatización, digitalización o transformación de otras muchas tareas, especialmente relacionadas con el entorno de la atención a clientes. Chatbots para atender teléfonos o la integración de un chat en la web corporativa son solo las puntas del iceberg. Un agente virtual puede ayudar en cuestiones recurrentes como el acceso a la ficha de clientes o al catálogo de productos o al “stock” disponible.

En definitiva, y volviendo al impacto de los ERP en la transformación digital de las pymes diría que estos sistemas son clave para avanzar en la evolución de estas compañías. Y diría también que estos sistemas están impulsando, al mismo tiempo, su propio tránsito digital, implementando nuevas funcionalidades, pero sobre todo incorporando tecnologías de última generación para mejorar sus propuestas y facilitando la integración transparente con otras soluciones complementarias.

 

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario