e-Commerce: ERP para ahorrar costes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
La inversión tecnológica es esencial para la creación de una plataforma de comercio electrónico. En este contexto el ERP es la herramienta clave para gestionar los recursos necesarios tanto financieros como de contratación, que sostengan las operaciones que entran por la tienda web

La inversión tecnológica es esencial para la creación de una plataforma de comercio electrónico. El ERP es la herramienta clave para gestionar los recursos necesarios tanto financieros como de contratación, que sostengan las operaciones que entran por la tienda web.

Como continuación del último post que subí hace un par de semanas (Dos consejos para ahorrar en eCommerce), quiero hablarte hoy de las muchas ventajas que supone disponer de un ERP para detectar en qué procesos de negocio se pueden ahorrar costes. Básicamente porque permite tener un control exhaustivo y automatizado de los mismos y minimizar errores humanos.

Para tener éxito en el comercio electrónico es fundamental comprender la naturaleza de sus rasgos diferenciales respecto a los canales tradicionales de venta, y aprender a gestionarlos para obtener el máximo beneficio. Una característica particular y esencial del comercio electrónico es su estructura de costes.

En general el comercio electrónico entraña un modelo de costes muy diferente del de otros canales de venta: disminuyen los costes estructurales (de almacenes propios, agentes comerciales en ruta,…), y se incrementa el gasto en servicios externalizados (logísticos, cloud,…). Esto crea un modelo de negocio mucho más flexible, y adaptable a los cambios de coyuntura y de demanda; pero por contra requiere de un seguimiento mucho más preciso de la evolución de esos costes más elásticos. El éxito de la plataforma ecommerce va a estar directamente vinculado con la gestión de costes, y la optimización del precio de venta.

La inversión tecnológica es esencial para la creación de una plataforma de comercio electrónico. En este contexto el ERP se perfila como la herramienta clave que permite gestionar los recursos necesarios tanto financieros como de contratación, que sostengan las operaciones que entran por la tienda web.

Por ello, un elemento fundamental del proyecto ecommerce será que sea online no sólo con el cliente, sino también con el ERP; es decir, la integración de la tienda web con un software ERP para la gestión global de la empresa.

De esta forma, no sólo el usuario podrá ver en tiempo real información de stock, catálago, ofertas, imágenes, detalle técnico, etc; sino que además la empresa podrá adaptar en tiempo real sus precios web a la evolución del mercado controlando el margen comercial, y establecer informes y líneas de control analítico que le permitan ver la rentabilidad real de sus líneas de negocio electrónico, así como un control detallado de sus gastos e  ingresos.

El ERP es, además, una herramienta útil para conocer con exactitud qué productos hay disponibles en stock y gestionar su almacenamiento. Se trata de una información “crítica” para la buena marcha del negocio online.  Gracias a ella podremos evitar problemas financieros y operativos derivados de una mala gestión del stock, y adaptar la gestión del almacenamiento de determinados productos cuya demanda puede subir a causa de, por ejemplo, la apertura de una promoción en el canal online”.

En definitiva, hay muchos “detalles” que hay que tener en cuenta a la hora de montar una tienda online, pero quizá, lo más importante de todo, sea dotar de coherencia y cohesión todos ellos con una buena herramienta de gestión que permita impulsar las ventas y tener bajo control los costes.

También te puede interesar:


ERP_ECOMMERCE_INTERNACIONALIZACONeCommerce_desayuno

  ')}

Datisa

Datisa

Deja un comentario