El tiempo y el espacio: el oro del almacén del mayorista

Cómo ya sabes el tiempo es oro… y para los mayoristas como tú, el espacio también.

Optimizar el almacén es una de las claves para maximizar el beneficio de los negocios de mayoreo. Eso no es ningún secreto. Y hay tres factores que tenemos que tener en cuenta para poder conseguirlo:

  • el stock (que sería el espacio),
  • la trazabilidad (que sería el tiempo)
  • la digitalización de los procesos (lo que nos ayudará a conseguir esa optimización entre espacio y tiempo)

 

El equilibrio del stock:

 

El stock es una materia delicada. Debe existir un equilibrio entre lo que necesitamos para no tener roturas de stock, y a la vez, no comprar más de lo necesario, para no tener problemas de liquidez.

El objetivo es optimizar las existencias para poder mantener la satisfacción de los clientes mientras que no ahogamos el cashflow de la empresa.

La tecnología ERP tiene dos vías para mejorar ese equilibrio

  • A nivel funcional: nos permite analizar y poner en práctica rutinas de almacenamiento inteligentes y automáticas (o semiautomáticas)
  • A nivel de procesos: con un control del almacén a tiempo real

Además, solo conseguiremos ese equilibrio si existe una colaboración entre jefe de compras, director comercial y director financiero. El ERP se muestra una herramienta indispensable al dotar a todos de datos uniformes y sólidos para poder tomar decisiones con criterios lógicos y objetivos, en lugar de trabajar por intuición.

En el siguiente video Pablo Couso, director comercial de Datisa nos habla del deliema de tener o no tener… stock

  

  

La trazabilidad:

 

Un aspecto que muchas veces no se tiene en cuenta en el almacén es que la trazabilidad nos puede aportar mucho más allá de lo legal.

Obviamente es necesario tener los procesos bien organizados para poder superar los controles de la administración y afrontar las posibles alertas sanitarias con éxito

Pero más allá de esto, un control adecuado de la caducidad y la explotación de datos de lote, nos permite evitar pérdidas o tener que hacer descuentos por productos próximos a su fecha de caducidad.

En el video que podrás ver a continuación, te explicamos los pormenores de la trazabilidad y cómo puedes mejorar tu negocio con las herramientas adecuadas.

  
  

El control y automatización de los procesos de almacén:

 

Hoy en día es difícil ver un control de almacén completamente manual, pero si que es frecuente una inadecuada digitalización o una falta de optimización de los procesos.

Cuando este es el caso el problema es que dependes de la voluntad de las personas. Y necesitas supervisar continuamente que el trabajo se haga con la calidad necesaria.

El almacén es mucho más complejo de lo que parece, con una casuística muy particular que hay que tener en cuenta. Por ejemplo, hablando de movimientos de almacén, hay al menos 8 tipos básicos que pueden ser aun más complejos en función de cada caso particular.

A modo de ejemplo en el siguiente video enumeramos y explicamos los tipos de movimiento que se dan en los almacenes.
    

Por eso es importantísima una correcta digitalización en todos los procesos del almacén. Esto asegurará la salud financiera de nuestra empresa y mejorará nuestros beneficios.

Si aun no has optimizado estos tres puntos en tu almacén debes saber que la mejor vía para conseguirlo es a través de la tecnología.

Datisa

Datisa

Deja un comentario