• 902 328 472
  • info@datisa.es

Elegir un ERP (4) en tiempos de crisis

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Tomar la decisión correcta a la hora de elegir un ERP no siempre es fácil y desde luego no debe de tomarse a la ligera y menos ahora con la situación económica existente. Escoger la herramienta que mejor se adapta a nuestra organización puede suponer esa pequeña diferencia que nos ayude a superar las actuales circunstancias.

Una buena herramienta, debe llevar implícito una mejora en los procesos y por tanto, una disminución de costes sustancial que puede ayudar al éxito de nuestra compañía.

Ya hemos hablado otras veces en este blog de algunos puntos importantes, desde nuestro punto de vista, a tener en cuenta a la hora de elegir un ERP. Pero, aunque no hay una receta mágica, el momento coyuntural nos obliga a tener en cuenta otros factores.
shutterstock_115444231
Flexibilidad y capacidad para adaptarse a los cambios

Esta es una de las características más apreciadas a día de hoy en un ERP. Contar con una solución que sea moldeable y que se adapte al entorno cambiante en el que nos movemos, que nos permita reorientar nuestros procesos, si es necesario, de forma rápida y flexible y con el mayor nivel de independencia. Que nos posibilite abordar nuevos proyectos, como por ejemplo, la internacionalización de nuestro negocio o la movilidad de nuestro departamento de ventas. Esto nos dará la posibilidad de responder con inmediatez en cualquier momento a los requerimientos de negocio que puedan surgir.

Relación calidad precio

Nos hemos vuelto más exigentes, las posibilidades de acceso a la información sobre los distintos productos disponibles en el mercado, nos permite comparar más y queremos la mejor calidad al mejor precio.

En este sentido, es muy importante tener en cuenta a la hora de contrastar dos productos que lo estamos haciendo con herramientas que tienen las mismas capacidades. En la compra de software esto no es siempre sencillo, ya que los distintos fabricantes no siempre tienen los mismos criterios a la hora de dividir el ERP en módulos. Debemos cercionarnos que estamos comparando dos cosas iguales.

Información para la toma de decisiones

Nuestra herramienta ERP debe ser capaz de darnos la información adecuada y actualizada para toma de decisiones. Además debe de ser capaz de proporciónanos informes sobre la marcha del negocio de forma fiable y explotable desde diversos puntos de vista. Esto nos permitirá reaccionar con rapidez ante cualquier eventualidad.

Rápido retorno a la inversión

Evidentemente un rápido retorno a la inversión es esencial. Contar con herramientas que tengan cortos tiempos de implantación para que podamos aprovechar al máximo sus capacidades es uno de los puntos a tener en cuenta a la hora de elegir un ERP. En ese punto, como ya hemos contado en otros post es importante contar con un buen servicio de apoyo en la implantación e invertir en formación para aprovechar al máximo el nuevo software en el menor tiempo posible.

Máximo aprovechamiento de los recursos

Otro punto a tener en cuenta a la hora de elegir un programa de gestión son los requerimientos del sistema informático. Que haya sido diseñado para optimizar al máximo el sistema permitiendo trabajar de forma eficiente y eficaz, que aproveche los recursos disponibles sin grandes inversiones adicionales.

Que esté diseñado para consumir los menos recursos informáticos posibles y que sea sencillo de configurar.

Dependiendo de nuestra organización debemos de valorar la posibilidad también de trabajar en entornos Cloud y que el software esté preparado para ello.

Datisa

Datisa

Deja un comentario