Elementos a valorar en Gestión de Producción para pymes

La gestión de producción o fabricación es posiblemente el área de trabajo de las empresas que más cambia de un sector a otro, incluso entre compañías que desarrollan la misma actividad.

Esta heterogeneidad en la demanda, ha provocado que la oferta en el mercado de programas estándares sea mucho menor, en comparación con la de soluciones para el resto de áreas de gestión. Por ello, tradicionalmente la PYME ha optado o bien por no mecanizar su problemática en esta materia, llevando así su gestión por métodos manuales y semiautomáticos aislados de su sistema general de gestión; o bien por automatizarla e integrarla en su sistema a través de costosos programas hechos a medida.

En consecuencia, el alto grado de particularidad alcanzado por cada empresa en su gestión de producción, ha acabado por hacer de la mecanización de esta tarea un terreno poco claro.
Dificultades a tener en cuenta

Por un lado, el usuario cree que es inútil intentar ningún nivel de mecanización de su problemática si no es a cambio de grandes sumas de dinero, y de concienzudos esfuerzos por sistematizar sus necesidades particulares y explicarlas a los proveedores de soluciones. Además, las empresas sienten miedo a que el producto resultante no alcance los resultados esperados; temor muchas veces justificado, ya que este problema lo han padecido y lo sufren muchas compañías.

Por otra parte, el mundo del software de gestión, se suele mostrar prudente a la hora de plantear una solución de producción ya que en muchas ocasiones el usuario tampoco tiene una visión clara de lo que quiere.

Todo ello hace que sea muy difícil formalizar el proyecto. Lo cual puede dar lugar a una implantación llena de dificultades y con costes imprevistos para todas las partes.

Por ello es fundamental plantear los objetivos que queremos conseguir con el módulo de Despiece y Escandallo y valorar así si los aplicativos que estamos contemplando se ajustan a las necesidades de la compañía.
Visión Integral del negocio

Desde nuestro punto de vista, la gestión de producción, es un módulo que complementa y debe estar integrado con una aplicación de gestión comercial que contemple en sentido amplio el ciclo de ventas, ampliando así su campo de acción y alcance.

Por tanto, una parte de la información registrada en los procesos controlados a través de este aplicativo de gestión comercial (facturación, almacén, proveedores, clientes, representantes,…) será tratada y explotada desde el programa de producción, aportando así un nuevo aprovechamiento de los datos, y nuevas posibilidades de trabajo y análisis.

Es muy importante que tengamos siempre presente que a través del módulo de producción vamos a trabajar con las materias primas  y servicios que compramos y contratamos de acciones de compra que están registrados en el módulo de gestión comercial, y que nos aportan una información valiosísima para los nuevos objetivos de control que nos estamos planteando.

A través de la Gestión de Producción, gestionaremos de forma sencilla y automática una serie de procesos clave relacionados con la transformación de componentes en productos terminados, los cuales a su vez quedarán disponibles para su tratamiento comercial.

En nuestra opinión las áreas  de trabajo en que se deben de contemplar son cuatro:

  1. Descripción de los procesos de producción de los distintos productos terminados.
  2. Cálculo y análisis de costes de producción.
  3. Previsiones de consumos de materias primas y servicios vinculados a la fabricación.
  4. Ordenes de fabricación, y automatización de los movimientos de almacén.

Cada uno de estas las iremos analizando en otros post más adelante.

Datisa

Datisa

Deja un comentario