10 razones por las que el ERP de Datisa mejora la productividad de las pymes

La situación provocada por la pandemia ha obligado a casi todas las empresas a buscar nuevas formas de mejorar su productividad.  De hecho, ha vuelto a poner de moda, la famosa máxima que resume la eficiencia de hacer más con menos. Una forma de conseguirlo es mirando hacia la tecnología. Y, en particular, hacia el software ERP. Las pymes han apostado por estos aplicativos para optimizar sus procesos y ahorrar costes.

Las plataformas de gestión de recursos empresariales -ERP- integran las diversas funciones de una empresa en un único sistema. Esta centralización permite optimizar los procesos y la gestión e intercambio de la información. Esta es la característica principal de un ERP: una BBDD única y compartida desde la que gestionar las diferentes áreas del negocio. Esto implica que cualquier empleado de la organización -con los permisos adecuados- puede acceder a la misma información, en tiempo real. Y, tomar así, decisiones más rápidas y consistentes. Y, con ello, mejorar la productividad de las pymes.

Pablo Couso, director comercial de Datisa dice que “el hecho de tomar como referencia una única base de datos proporciona la certeza de la precisión. Y, eso, en sí mismo, es estratégico para mejorar la productividad y los beneficios en una pyme. Es decir, saber que las decisiones que se toman se basan en datos exactos y en tiempo real, minimiza los errores y sus consecuencias. Pero, el ERP es mucho más que una gran BBDD centralizada. Es un sistema que automatiza, agiliza, planifica y controla las funciones críticas de un negocio. Y eso impacta, aún más, sobre su productividad”.

Datisa ha elaborado una lista en la que se incluyen algunas razones que justifican el impacto positivo del ERP para mejorar la productividad de las pymes:

Estandariza los procesos para mejorar la eficiencia

El ERP estandariza los procedimientos en toda la organización. Proporciona eficiencia operativa y reduce la dependencia de personas o áreas específicas. Esto incrementa la coherencia de los procesos e impacta directamente sobre la confianza y fidelidad de los clientes. También sobre la mejora de la productividad de las pymes.

Facilita el acceso a la información en tiempo real

No hay que esperar a final de mes, por ejemplo, para acceder a información o datos de gestión concretos. A través del ERP se puede acceder fácilmente y, en tiempo real, a cualquier dato relevante sobre ventas, finanzas, inventarios, proveedores, etc. Esto hace que, todos puedan tomar decisiones operativas, basadas en datos ciertos, en tiempo real. Es decir, hace que la empresa pueda reaccionar con rapidez a cualquier incidencia operativa y minimizar su impacto.

Almacena datos estratégicos en un entorno seguro

Información crítica sobre clientes y proveedores se almacena en un entorno seguro y de fácil manejo. Tener un punto central con información consolidada proporciona la veracidad del dato, algo clave para decidir con precisión. El ERP también ayuda a la dirección general a entender el funcionamiento de las diferentes áreas del negocio y ver cómo interactúan entre sí. Por ejemplo, permite hacer un seguimiento del tiempo que emplean los equipos de ventas en cerrar un pedido. O cuánto tarda el área financiera en cobrar una factura. O el equipo del almacén en tramitar y enviar un pedido. Tener la información centralizada también implica un nivel de seguridad más elevado frente a ataques externos.

Elimina los procesos o tareas redundantes

Es posible que muchas pymes que no utilizan un ERP repitan las mismas funciones o tareas similares a lo largo de cualquier proceso. Esto quiere decir que se introducen los mismos datos varias veces, en varias áreas, incrementando el riesgo de errores y creación de silos de información. El ERP elimina estas opciones al centralizar la mayoría de las funciones comerciales y los procesos relacionados con la gestión e intercambio de información. Y con todo, es indudable que mejora la productividad de las pymes.

Mejora la experiencia del cliente

El ERP agiliza todo el “viaje” del cliente, desde que solicita un presupuesto hasta que se realiza el cobro. Estas plataformas automatizan prácticamente todo el proceso facilitando la comunicación y las actualizaciones periódicas. Es un sistema que impulsa la fidelización del cliente. Sin tratarse de un CRM, estos aplicativos mejoran la calidad del servicio que se ofrece al cliente, registrando todas las interacciones y puntos de contacto. Y, teniendo así, una mejor disposición para proporcionar una experiencia comercial realmente satisfactoria.

Optimiza la cadena de suministro

El ERP almacena datos sobre dónde, cuándo, cómo y qué piden los clientes. Y, su vez, cómo, cuándo y qué entregan los proveedores. La confirmación de un pedido de cualquier cliente activa automáticamente una lista de materiales para los equipos de producción. O una orden de compra a los proveedores relevantes. Esto, a su vez, actualiza los sistemas de producción y los tiempos de entrega. Optimizar la cadena de suministro implica que los pedidos se entregan a los clientes de manera más confiable, segura y rápida. Y, por supuesto, a un coste menor, mejorando la productividad de las pymes y la rentabilidad del negocio.

Capacidad de planificación más precisa

Un software ERP ofrece diferentes funciones de planificación, incluso, de simulación de posibles escenarios. Permite planificar mejor la respuesta a la demanda prevista en función del historial de pedidos y tendencias de demanda. Mejora la previsión financiera, proporcionando datos en tiempo real sobre ingresos y gastos que ayudan a los CFO a monitorizar la rentabilidad por producto, servicio, clientes, … También ayuda con la previsión del suministro, monitorizando los niveles de existencias y los plazos de entrega de los proveedores.

Automatiza los procesos para ahorrar tiempo

Las plataformas ERP automatizan tareas repetitivas y de escaso valor. Tareas que ralentizan y repercuten negativamente, en la eficiencia de los procesos.

Favorece la conexión y el trabajo en equipo

En las pymes que trabajan con ERPs ningún departamento opera de forma aislada, ni se conviertan en cuellos de botella para la información. Todos pueden acceder a los datos en cualquier momento. Esto reduce posibles retrasos, inconsistencias o falta de transparencia, mejorando una vez más, la productividad global del negocio. El ERP facilita la colaboración y el intercambio de datos entre las diferentes áreas del negocio como ventas, finanzas, producción, atención al cliente, etc.

Asegura el cumplimiento normativo

El cumplimiento normativo es crítico en los negocios, independientemente, del sector o actividad que desarrolle. Gracias al ERP, gran parte de los datos necesarios para el cumplimiento normativo, incluso fiscal, se pueden recopilar y procesar de manera automatizada. Esto hace que las pymes puedan cumplir con sus estrictos requisitos legales. O con la elaboración de informes de gestión detallados sin apartar al personal de sus funciones operativas esenciales.

Sobre Datisa

Datisa es uno de los principales desarrolladores de software de gestión empresarial para pymes en España. El ERP de Datisa, disponible también para entornos Cloud y modelos SaaS, ofrece una completa gama de soluciones que incluyen aplicativos financieros, de gestión comercial y compras, y programas para el control de la facturación y del almacén. Su objetivo es ayudar a las pymes a gestionar con eficiencia sus procesos financieros y administrativos ofreciendo soluciones innovadoras, diferentes y con valor añadido.

Contacta con nuestro gabinete de prensa

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario