ERP, eCommerce e internacionalización en tiempos de Cloud

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
eCommerce e internacionalización concentran buena parte de los intereses de las Pymes en la actualidad. Internet abre la puerta a un mercado sin barreras, de manera que cualquier empresa puede ofrecer sus productos y servicios a nivel global, es decir internacionalizarse. Esta aspiración es de sobra conocida por sectores imprescindibles en la cadena comercial, como el de la logística. Y el Cloud ha facilitado el acceso a la tecnología.

El escenario que ha dibujado la crisis económica ha impulsado el valor de Internet y del Cloud como facilitadores de los nuevos modelos de negocio que respondan a la nueva realidad. En ese sentido, el eCommerce ha sido totalmente disruptivo, no solo agilizando y reduciendo los costes del comercio tradicional, sino permitiendo que, prácticamente, cualquier empresa se internacionalice. Pero, ¿es posible esto sin un ERP en el BackOffice?

eCommerce e internacionalización concentran buena parte de los intereses de las Pymes en la actualidad. Internet abre la puerta a un mercado sin barreras, de manera que cualquier empresa puede ofrecer sus productos y servicios a nivel global, es decir internacionalizarse. Esta aspiración es de sobra conocida por sectores imprescindibles en la cadena comercial, como el de la logística. Y el Cloud ha facilitado el acceso a la tecnología.

Como vemos, existe un entorno predispuesto para que un eCommerce sea viable… ¿Y la Pyme? ¿Qué tiene que aportar? Pues, aparte de lo obvio: un producto y servicio bueno, atractivo y competitivo, inversión tecnológica. Los ahorros frente a los costes estructurales de un modelo físico tradicionales (alquileres, gastos energéticos, nóminas…) deben servir para apostar, decididamente, por las soluciones TI que van a favorecer las ventas y la satisfacción del cliente. Te dejo tres imprescindibles:

1-. Contar con una plataforma eCommerce que proporcione una página web atractiva para los clientes, no solo a nivel estético sino, también, de usabilidad: que sea clara, que se cargue rápidamente, etc. Si no, el visitante se irá a la competencia. La web es el escaparate de la tienda y, al igual que en el entorno físico, es fundamental.

2.- Disponer de un ERP competitivo.  No hay que olvidar que un eCommerce es un negocio en sí. Por tanto, tiene que contar con una gestión empresarial profesional detrás de ese interfaz web de contacto con el cliente. Esta pasa, inevitablemente, por la utilización de un programa ERP en el que centralizar todas las operativas empresariales, como contabilidad, facturación, tesorería, fiscalidad, inmovilizados… integrando las distintas áreas (venta, almacén, producción, distribución…).

3.- Conectar eCommerce y ERP para lograr la satisfacción del cliente, optimizar los procesos y ahorrar costes. Esta conectividad es la que permite, por ejemplo, que al hacer click un cliente en el botón de compra de un producto, el pedido pase en tiempo real al almacén para servirse lo antes posible. Pero, al mismo tiempo, que la información generada por la compra sea accesible también para el departamento financiero y el analítico, y pueda comprobarse la rentabilidad de ese producto (si deja suficiente margen), o el comportamiento de una campaña en activo.

Ya que plataforma eCommerce y ERP tienen que ir de la mano para asegurar el éxito de una iniciativa de comercio electrónico, lo más recomendado es optar por soluciones llave en mano, en las que, dentro del producto ERP, el despliegue y la gestión de una tienda online sea una pieza más integrada con el resto de las tareas y los departamentos empresariales.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario