Recomendaciones para rentabilizar a los clientes con un ERP

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Cinco consejos y más recomendaciones para que las pymes puedan rentabilizar a sus clientes a través de un ERP

La información que proporcionan los ERP ayudan a las empresas a mejorar su relación con los clientes ya que nos permite “jugar” con nuevas propuestas, con precios más acordes y con el establecimiento de condiciones comerciales personalizadas.

Un ERP aporta los datos necesarios para optimizar la toma de decisiones y poner en valor, realmente al cliente, sabiendo lo que necesita, lo que consume, lo que busca, lo que paga, la forma en la que paga, la periodicidad, incluso, lo que compra, etc. Toda esta información debe tener como consecuencia, además de las ofertas de nuevos productos y/o servicios, la implementación de una exquisita política de calidad orientada a cumplir plazos, precios o márgenes, respetar los acuerdos y las condiciones pactadas, sin cometer errores. Con ello, se establece una sólida relación de confianza entre proveedor y cliente que será la génesis de una relación duradera.

Te paso 5 recomendaciones para tratar de rentabilizar a los clientes aprovechando el potencial de tu ERP:

  1. Definir costes directos e indirectos. Esto permitirá establecer los precios finales recomendados y los márgenes más justos.
  2. Tarifas y cálculo de precios automatizado. Aporta ahorro de tiempo y garantía en los datos, es decir, con un margen de error, prácticamente inexistente.
  3. Condiciones comerciales. Tan importante como saber qué condiciones comerciales deberán prevalecer con cada cliente, es garantizar el cumplimiento de lo pactado. Un ERP, aporta datos, en tiempo real, sobre las mejores condiciones en función de criterios como los niveles de riesgo que acompañan a cada cliente, el establecimiento de preferencias o de requerimientos especiales, por ejemplo.
  4. Establecimiento de las trazas comerciales de cada cliente. Ayuda a prevenir incidencias y a solventarlas con celeridad en caso de que se produzcan, y, sobre todo, aporta respuestas inmediatas a cuestiones concretas. Y eso se traduce en un cliente satisfecho.
  5. Informes y listados. Permite registrar cualquier aspecto destacado dentro de la actividad comercial. Su análisis ayudará a establecer métricas relevantes para optimizar la relación con los clientes.

En la era del empoderamiento del cliente, las pequeñas y medianas empresas no pueden pasar por alto este tipo de detalles que, por un lado, les ayudan a “proteger” su relación con ellos, estableciendo los principios de confianza, transparencia y eficiencia, pero por otro lado, les salvaguardan sus márgenes comerciales. Cuidar al cliente, por supuesto, pero ganar dinero, también.

Las empresas que conocen a sus clientes, que saben lo que necesitan y que les ofrecen propuestas con precios óptimos, consiguen transmitir además, el valor de la solvencia y la garantía de seguridad que se demanda. Estamos en la época en la que la información, o mejor dicho, el conocimiento, abre las puertas al éxito o las cierra definitivamente. Las pymes lo saben y por eso, cada vez son más las que utilizan un ERP para mejorar sus procesos y, con ello, la relación con sus clientes.

 

 

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario