Cómo conseguir financiación en las pymes

La capacidad de las empresas para ser rentables y generar beneficios depende de su estructura económica. La conformación de esa estructura económica está ligada a su capacidad de financiación.  Una financiación que dependerá de su nivel de capitalización con fondos propios o con fondos de proveedores externos. En un caso y en otro, la empresa deberá ser transparente en su información financiera. Esta información elaborada por las direcciones financieras partirá de las operaciones que se vayan registrando. ¿Quieres saber todos los detalles sobre la financiación en las pymes? Te los contamos en 4 minutos.

La financiación en las pymes depende de su nivel de capitalización, bien a través de fondos propios, bien a través de proveedores externos.

  • Fondos propios: capital que aportan los socios y beneficios no distribuidos. En estos momentos las pymes, en general, tienen poca capacidad de atracción de beneficios, como consecuencia del COVID.
  • Proveedores externos: fundamentalmente, proveedores que financian las operaciones de compra y los bancos.

¿De qué depende que un proveedor o un banco inyecte financiación en la pyme? Recuerda que estos agentes son necesarios para financiar la estructura económica que permite desarrollar la actividad empresarial. Básicamente, la transparencia será crítica para que bancos y proveedores apuesten por tu negocio.

Transparencia, clave para la financiación en las pymes

Hablamos de una transparencia basada en la cantidad y calidad de la información financiera que proporcionen las pymes. Esta información la elaboran las direcciones financieras, partiendo de las operaciones que se van registrando. Y, añadiendo gran habilidad para generar estados contables que reflejen el estado general de la organización. Y, más importante aún, su capacidad para generar beneficios en el futuro.

Por eso, es importante que los directores financieros utilicen técnicas contables modernas que reflejen fielmente la realidad del negocio. Pero, muy orientados también, a esa capacidad de financiación que proporcionan bancos y proveedores.

En este punto, es muy importante el papel que desempeñan los ERP financieros. Un papel destacado, no solo en el ámbito de la gestión o la automatización. De hecho, un ERP financiero procesará los datos de las operaciones. Y los registrará -que es el papel de la contabilidad- para devolverlos, después, en forma de estados financieros. Pero, también, a través de informes financieros complementarios. La idea es facilitar la toma de decisiones a proveedores o bancos sobre la financiación en las pymes.

Los modelos de amortización son un elemento clave para atraer financiación en las pymes. Pero hay más Clic para tuitear

La capacidad de organizar la información que proporcionan los ERP es estratégica. Y, más aún, su capacidad analítica para proporcionar información relevante a bancos o proveedores. Si buscas un ERP financiero que se adapte a tus requerimientos Descarga gratis la “Guía para elegir ERP”.

Nivel de solvencia para minimizar riesgos

¿En qué se fijan los analistas de riesgo que asesoran a bancos o proveedores para la financiación en las pymes? Fundamentalmente en su capacidad o nivel de solvencia. Este es un dato que se obtiene, no solo de una ratio, sino de una información financiera más elaborada. Cuando una pyme acude a un banco a solicitar un crédito deberá presentar:

  • Las cuentas anuales que recogen información financiera que se puede proporcionar de manera proactiva.
  • El plan de negocio que indica cómo vamos a abordar el ejercicio.
  • El modelo de financiación para financiar la actividad de la organización durante el ejercicio económico.

Para elaborar estos tres documentos habrá que ver la calidad y cantidad de información que existe, normalmente, residiendo en un software financiero. Pero, también, habrá que prestar atención a la capacidad de ese ERP de devolver la información bien elaborada, estructurada y presentada.

Por otra parte, los proveedores, generalmente, suelen apoyarse en analistas de riesgo para evaluar a fondo las cuentas anuales que presentan las pymes a financiar. Estos analistas, acuden a los Registros Mercantiles y analizan las cuentas disponibles en el cuaderno del Registro Mercantil.  La dirección financiera de las pymes juega aquí un papel determinante. Hablamos de direcciones financieras en el entorno pyme más maduras que años atrás y con tecnología más avanzada para desempeñar su función.  Las duras crisis económicas vividas desde los ´90 han obligado a los negocios a establecer direcciones financieras más preparadas y con más capacidad negociadora. Pero, también, con las herramientas óptimas para diseñar esa información contable y financiera, crítica para obtener financiación en las pymes.

Información financiera atractiva

La pregunta clave en este punto es la siguiente: ¿Cómo pueden los ERP elaborar una información financiera atractiva para quienes prestan dinero para la financiación en las pymes?

En el siguiente vídeo, Pablo Couso, director comercial de Datisa nos responde a esta, y a otras muchas preguntas sobre el tema.

Como ves, las decisiones sobre cómo amortizar los activos de inmovilizados de la empresa, por ejemplo, pueden suponer una gran diferencia a la hora de buscar financiación en las pymes. Pero, estas decisiones solo serán sólidas si la organización dispone de la tecnología adecuada para analizar diferentes opciones. Y, actuar en consecuencia.

En este sentido, quiero decir que, normalmente, las empresas que solo utilizan hojas de cálculo para hacer sus amortizaciones utilizan porcentajes lineales de depreciación.

No es que esté mal. Lo que sucede es que desconocen las ventajas de utilizar otros métodos. O, que, conociendo sus beneficios, carecen de la tecnología necesaria para llevarlos a la práctica de manera precisa y ágil. Para decidir sobre cómo amortizar hay que elegir un método que refleje, lo más fielmente posible, la depreciación real de los activos. Y, aquí, el margen es muy amplio.

Amortización e impacto en la financiación en las pymes

La financiación en las pymes también depende del modelo de amortización que practiquen. Se pueden elegir márgenes lineales. O bien, optar por modelos más agresivos. O, cambiar de método de amortización a lo largo del tiempo y combinar un método con otro.  Pero, como aseguran los expertos, los modelos de amortización que no son estrictamente lineales, son difíciles de manejar con un Excel. Y, aquí es donde el papel del software financiero aporta valor añadido. Estas soluciones permiten ampliar la visión de los modelos de amortización. O, mejor dicho, permiten probar, simular y decidir sobre el modelo de amortización más rentable. Y, lo que es más importante aún, llevarlo a la practica de manera sencilla y segura.

Entonces, una pyme puede, por ejemplo, decidir que quiere amortizar sus activos de forma progresiva. Y, en un momento dado, a tenor de los resultados, decidir un cambio en los parámetros de amortización. Esto hará que la contabilidad se vaya adaptando a la evolución del negocio. Y, que los beneficios que obtenga la pyme, conforme a los que tributará a la Hacienda Pública dependerá de cómo hayamos establecido los criterios de amortización.

En realidad, la capacidad para generar beneficios no solo impacta en la financiación en las pymes. Es, en sí mismo, un principio básico de cualquier negocio para garantizar su viabilidad.  Las empresas deben apuntar a la consecución de beneficios, si quieren ser competitivas. Si quieres innovar. Y, en definitiva, si quieren ser rentables.

Capacidad para generar beneficios

Normalmente, los bancos o los analistas de riesgo, a la hora de prestar dinero para la financiación en las pymes, buscan que la empresa demuestre su capacidad de generar beneficios.  Y el beneficio depende de:

  • La evolución del negocio. Si está en un momento expansivo, lo normal es que genere beneficios. Pero ¡ojo! no confundas ingresos con beneficios. Échale un vistazo a este artículo y sabrás de lo que te hablo ¿Quieres saber cómo aumentar el margen de beneficio?
  • La conformación de ingresos y gastos, presentada en la cuenta de pérdidas y ganancias. Hay ciertos gastos que se puede optar por concretar. Por seguir con el ejemplo anterior, la amortización es uno de esos gastos que se pueden concretar en función del estado de situación del negocio. En este sentido, se puede apostar por un ritmo de amortización más rápido o más lento para que el ingreso contrapuesto al gasto arroje un resultado económico más amplio.

En este punto, lo destacable es que los bancos o analistas de riesgos deciden sobre la financiación en las pymes en función de la capacidad para generar beneficios que muestren. El software financiero proporciona las herramientas necesarias para analizar el mejor sistema de cálculo. O el modelo -en este caso, de amortización- que más capacidad de generar beneficios proporcione a la empresa.

Por tanto, las decisiones de amortización harán parecer a la empresa más o menos “atractiva” para quienes toman esas decisiones sobre financiación en las pymes.  Por supuesto, será clave tener un buen asesoramiento financiero. Un asesoramiento que puede ejercer el propio director financiero de la empresa o asesores externos. Eso sí, siempre hay que “jugar” dentro de los parámetros de ajuste de la amortización que permite la legalidad. Y, para eso, también puede ayudarte un buen ERP financiero.

 

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario