¿Para qué integrar ERP con eCommerce?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Integrar ERP con eCommerce ayuda a incrementar las ventas y a reducir los costes. Dos objetivos fundamentales para en cualquier pyme

Las ventas online crecen en España a ritmo vertiginoso. Pequeñas, medianas y grandes empresas encuentran múltiples ventajas en poner sus productos y servicios a disposición de sus clientes vía Internet. La razón principal es bastante obvia: venden más y gastan menos.

Pero en esta suerte de ecuación, la tecnología tiene mucho que decir, no solo en la parte que concierne únicamente al e-commerce, sino también en la necesaria integración entre las plataformas de comercio electrónico y los sistemas de gestión empresarial (ERP).

El Informe de Evolución y Perspectivas de eCommerce de EY dice que el  mercado del comercio electrónico goza de buena salud y que ante él se extiende un horizonte de crecimiento y expansión. Ahora bien, para cumplir con las expectativas, creo que, la integración es la clave. O, al menos, una parte muy importante del éxito de las tiendas online.

Integrar ERP y plataformas de comercio electrónico optimizará la gestión de la contabilidad, la tesorería y, por supuesto, la parte comercial, en toda la extensión del término, es decir, control de stock, gestión de proveedores, ventas, optimización de almacén, logística, etc.

Integrar ambos sistemas aumentará la eficiencia de los procesos por diferentes razones:

  1. Evita que la información se pierda o conforme pequeñas islas de difícil acceso
  2. Automatiza diferentes funciones en un único aplicativo y con ello, minimiza la duplicación de tareas, y, también de información, disminuye el margen de error y se recorta el tiempo empleado en tareas de escaso valor.

Pero si todavía tienes alguna duda sobre las múltiples ventajas que aporta la integración de un ERP con una plataforma e-Commerce, sigue leyendo:

Que fluya la información, libre

Para que la tienda virtual funcione es importante permitir que la información circule en ambas direcciones, es decir, desde el ERP hacia el e-Commerce y viceversa. Para agilizar todos los procesos y facilitar la toma de decisiones es necesario que ambos sistemas puedan intercambiar con fluidez, datos sobre la disponibilidad de stock, sobre las promociones, los precios, las condiciones y plazos de entrega, etc.

Está claro que, si hablamos de un negocio con un volumen pequeño de operaciones, quizá, esta integración no sea tan relevante, pero ¿cuándo empiezas un negocio, acaso no esperas ir teniendo cada vez más y más ventas? Me imagino que sí. Y, por lo tanto, ¿no crees que empezar a hacer las cosas a mano, sabiendo que, tarde o temprano, deberás dar el salto a la automatización, no es más que retrasar lo inevitable?

Está claro que la capacidad de decisión que aporta la disponibilidad de información en tiempo real es estratégica. Por lo tanto, y, en aras de esa actualización automática y constante, la integración entre ERP y eCommerce hace que cualquier modificación que se realice en cualquiera de los dos aplicativos, inmediatamente, se refleje en ambos sistemas, para que cada uno pueda operar en consecuencia. Es la magia de la concepción del dato único.

Automatizar para ganar tiempo y confianza

Cualquier tarea que consigamos automatizar nos ayudará en dos direcciones:

  1. Ahorrar tiempo para dedicar a otras tareas de mayor valor. Incrementar las ventas, por ejemplo.
  2. Evitar errores. Utilizar una hoja de cálculo en la que introducir regularmente los datos de forma manual, es sin duda, una fuente de errores a corto, medio y largo plazo. Por lo tanto, la automatización genera un mayor nivel de confianza en el dato.

Si has leído atentamente, estas dos direcciones que menciono coinciden 100% con el principal objetivo que persigue la integración ERP/eCommerce. Por lo tanto, automatizar las funciones relacionadas con la gestión de clientes, proveedores, pedidos, compras, ventas, contabilidad, facturación, etc., se convierte, en una clara ventaja de dicha integración.

El cliente es lo primero

También en las tiendas online, el cliente sigue siendo lo primero. Por eso, cuando hablamos de integración de ERP y comercio electrónico, enseguida pensamos en las ventajas que aporta de cara al servicio que se presta al cliente. En este sentido, si la organización tiene controlados todos los aspectos relacionados con la gestión de proveedores, por ejemplo, estará en disposición de ofrecer mejores precios, promociones y condiciones de entrega al cliente. ¿Por qué? Sencillamente, porque si compra más barato, podrá vender, también con mayores descuentos.

O si, dispone de un exhaustivo control de stock, podrá proponer al cliente determinados productos o servicios, acordes a sus necesidades, con la seguridad de que dispone de ellos, en el tiempo y forma, comprometidos. Pero, además, la posibilidad de actualizar los datos tanto de las ventas realizadas como de las existencias disponibles, o, mejor dicho, del inventario, permite a la organización planificar mucho mejor sus compras y gestionar su almacén, reduciendo los costes asociados a los mismos. Y, de paso, mejorando, como decía, la calidad del servicio que presta a sus clientes, con información 100% actualizada y, precios, claro, más ajustados.

Controlar ayuda a mejorar

Disponer de un mayor y, sobre todo, mejor control del negocio permite mirar al futuro con más claridad. El acceso a informes detallados, históricos, estadísticas y todo tipo de cuadros en los que se puede analizar la marcha del negocio -bien con una imagen global del mismo, interrelacionando la información de unas áreas con otras, o a través de pequeñas “fotos” que proporcionan datos sobre cada departamento- permite a la tienda online tomar mejores decisiones. Y, algo, muy importante, es que, le coloca en una posición de privilegio para competir en un mercado, cada vez más maduro.

Por lo tanto, la integración entre el ERP y las plataformas de comercio electrónico sirve, resumiéndolo, de un modo muy básico, para aumentar las ventas y reducir los costes. ¿Y, cómo lo hace? Pues, siendo también básicos en la explicación: reduciendo la tasa de errores al automatizar tareas, apostando por el dato único y el intercambio bidireccional de la información y, en general, optimizando los procesos asociados a la propia actividad de la tienda online.

Datisa

Datisa

Deja un comentario