Por qué las pymes apoyarán su crecimiento en plataformas de tecnología empresarial

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Conforme la cantidad de datos va creciendo de manera exponencial y, con ello, la información y el conocimiento que aportan, las Smart Technologies o tecnologías inteligentes van incrementando su presencia en el entorno de las pequeñas y medianas empresas. Este tipo de soluciones son las únicas capaces de aportar la flexibilidad y la transparencia que demandan estas organizaciones a la hora de rediseñar sus procesos de negocio. El presupuesto suele ser siempre, cuanto menos, un condicionante para impulsar el crecimiento sostenible de la mano de la tecnología. Pero este condicionante para buscar nuevas oportunidades de negocio, es más psicológico que real. Luego veremos por qué.

La cuestión que hay que resolver en este momento en el entorno de las pymes es cómo se puede combinar la seguridad y la estabilidad óptimas con la flexibilidad y la agilidad que demanda el mercado a través de soluciones y servicios innovadores. Y todo ello, claro, bajo la premisa de la inmediatez y la transparencia. Para muchas de estas empresas, la clave está en la integración, en la gestión y en la organización o reorganización de recursos a través de una plataforma tecnológica empresarial que garantice una innovación continua y ágil. Pero, vayamos por partes:

¿Qué es una plataforma tecnológica empresarial?

Podríamos definir la plataforma de tecnología empresarial como una “carpeta” de tecnologías de gestión de datos y diferentes servicios empresariales orientados a ayudar a las organizaciones a crear aplicaciones de manera sencilla, segura y rápida. El objetivo es integrar y ampliar los procesos empresariales para aprovechar las tecnologías emergentes en beneficio de una toma de decisiones mucho más informada y segura. Y, sobre todo, una toma de decisiones en tiempo real. Es decir, sobre la marcha.

Ahora bien, para que una plataforma tecnológica sea efectiva y eficiente, y ayude realmente a identificar y aprovechar nuevas oportunidades de negocio, debe ser capaz de poner en valor los datos y la información que maneja. Y, después, integrar esa información en las diferentes aplicaciones -sistemas o soluciones- que formen parte de la plataforma para generar el conocimiento necesario y poder aplicarlo a los diferentes procesos. Es decir, soluciones agregadas, inteligentes en sí mismas, pero que integradas en un único sistema -plataforma- proporcionan respuestas 360º.

¿Cómo extender las aplicaciones existentes en una plataforma?

Hay dos claves para hacerlo. Primero, que la empresa mire siempre hacia el futuro en clave de innovación, o sea, facilitando la integración de futuros aplicativos. Y, segundo, la nube. Es decir que las pequeñas y medianas empresas opten por una plataforma tecnológica que permita integrar diferentes aplicativos tanto de gestión de datos, como de análisis, inteligencia artificial, etc. y combinarlos con una batería de servicios, incluso de desarrollo de nuevos aplicativos, basados en la nube.

La nube aporta la flexibilidad y elasticidad necesarias para ampliar e integrar rápidamente nuevas aplicaciones teniendo en cuenta las opiniones y requerimientos de los usuarios. Esto permite optimizar sus funcionalidades para responder a sus demandas y proporcionan mejores resultados. La nube también ayuda a neutralizar el condicionante de los presupuestos.

Beneficios de las plataformas tecnológicas empresariales

El principal beneficio que reporta una plataforma tecnológica empresarial para las pymes es la capacidad que les ofrece para utilizar una gran variedad de aplicativos y servicios -en conjunto o por separado-que están totalmente preparados para conectar procesos y tareas y, en consecuencia, favorecer la toma de decisiones basadas en datos confiables y seguros.

La transformación del ERP: de centralizador de datos a impulsor de la gestión, la innovación y el crecimiento Clic para tuitear

Apoyándose en las tecnologías inteligentes que soportan este tipo de plataformas, las pymes pueden avanzar más rápidamente en sus procesos de cambio o transformación digital en entornos como el comercial, el financiero, o el de la producción y la logística. Según el estudio de la consultora McKinsey The best response to digital distruption las empresas que introducen nuevos modelos de negocio basados en tecnología digital consiguen desplazar a los gigantes corporativos en su lucha por ampliar cuota de mercado y crecimiento.

En este sentido, el mismo informe resume en tres, las estrategias que pueden utilizar las pymes para aprovechar estas oportunidades de crecimiento y diferenciación frente a la competencia. Y cualquiera de las tres estrategias propuestas estaría soportada por una plataforma de tecnología empresarial.

  • Gestión de datos. Las empresas, todas, tomarán mejores decisiones, más rápidas e inteligentes, si son capaces de racionalizar y acelerar el procesamiento y el acceso al amplísimo volumen de datos que tienen. Centralizar los datos y dotarles de la inteligencia adecuada con análisis y automatización, es un paso más hacia una digitalización más amplia.
  • Analítica. Las pymes deben dejar atrás la idea convencional de los informes estáticos y gráficos desactualizados y fuera de contexto. Quiero decir que, muchas veces, desde que se hace un informe hasta que se utiliza, han pasado tantas cosas que han modificado su sentido. Es lo que tiene moverse en estos entornos frenéticos. Por eso, es importante imprimir también velocidad y agilidad en la ejecución de estas funciones para que los usuarios -de cualquier área de la organización- pueda participar de la información que proporcionan esos informes, colaborar y aportar datos para su enriquecimiento, y, por supuesto, adquirir conocimientos más profundos y una visión real del negocio en general, o en particular.
  • Incrementa el valor añadido y la diferenciación. Innovar, ampliar e integrar aplicaciones proporciona capacidades inteligentes para responder con eficiencia a los requerimientos comerciales del momento, pero, también, permite escalar en tecnología para abordar necesidades futuras. Este enfoque se puede decir que aprovecha el conjunto de soluciones y servicios que se combinan e integran en las plataformas de tecnologías inteligentes, favoreciendo, además, la innovación al contar con un amplio ecosistema de soluciones asociadas.

Del ERP a las plataformas de recursos empresariales

Los ERP han dejado de ser vistos como aplicativos en sí mismos y las pymes empiezan a interiorizar ya su propuesta, como una plataforma tecnológica capaz de agregar valor a cada una de las funciones en las que interviene. Ya no hablamos tanto de los ERP como  soluciones modulares -que lo son- sino, como plataformas que integran diferentes soluciones, ya sean comerciales, contables, financieras, etc… pero, también, soluciones complementarias del tipo, Business Intelligence, e-Commerce, CRM, etc.

O sea que, el ERP ha transitado su etapa de llanero solitario, como centralizador de recursos, tareas, datos y funciones, y empieza ahora su nuevo recorrido como plataforma tecnológica empresarial orientada, no solo a dar soporte, sino, a impulsar la gestión, la innovación y el crecimiento de todo tipo de organizaciones. Este nuevo concepto de ERP permitirá a las pequeñas y medianas empresas, no solo conectar e integrar sus activos TI, sino tener la libertad de volver a imaginar y redefinir sus negocios, incluso de impactar en la propia industria, en el entorno e impulsar un crecimiento sostenible a lo largo de los próximos años.

Para obtener más información sobre las soluciones ERP de Datisa para pymes puedes visitar www.datisa.es.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario