• 902 328 472
  • info@datisa.es

Las TIC deben ser una utility para las pymes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La aparición de la tecnología cloud marca una nueva era en el desarrollo de las TIC y en la informatización de las empresas. La Nube crea un nuevo modelo en la provisión de las TI, transformando los recursos tecnológicos en un utility. De este modo, las pymes pueden contar en cualquier momento y durante el tiempo que lo necesiten, con cualquier recurso TIC, con la tranquilidad adicional de que dicho recurso ha sido probado y está actualizado y seguro. Antes, únicamente podían acceder a soluciones o aplicativos menos completos, y, por supuesto, “sacrificando” otras inversiones que, seguramente, serían igual de necesarias para la compañía.

La eclosión del uso de la Red, tanto en el entorno personal como en el ámbito profesional, la necesidad de ahorrar costes, de responder a los requerimientos de movilidad que plantean hoy en día, muchas organizaciones, o el deseo de acceder a aplicaciones y soluciones en cualquier momento y en cualquier lugar, han provocado, que lo que hace apenas 10 años se utilizara casi únicamente para dar soporte al correo electrónico y alojamiento de contenidos, ahora se utilice para albergar prácticamente todo tipo de aplicativos, herramientas tecnológicas o sistemas informáticos. Es la Nube, la que realmente está consiguiendo “democratizar” la tecnología.

 

Sin Cloud, las empresas están huérfanas

La cuestión no es determinar el valor que aporta la tecnología cloud a las pequeñas y medianas empresas, que obviamente, por concepto, es incalculable, básicamente porque ninguna organización se plantea hoy en día trabajar sin Internet. Por lo tanto, el planteamiento no pasa por analizar las ventajas que aporta la Nube al entorno de la pequeña y la mediana empresa, sino por determinar qué aplicaciones serán óptimas para que la organización pueda trasladarlas al entorno cloud y mejorar con ello su competitividad. Ese es el verdadero “quiz” de la cuestión: qué subir a la Nube y qué no. El resto, es pura obviedad y en muchos casos, confusión de conceptos entre tecnología Cloud, Cloud Computing, SaaS, etc.

En el tema concreto de los ERP, las pymes, no sólo en función de su tamaño, sino, atendiendo también a otra serie de variables, igualmente importantes, se plantean la migración de según y qué cosas a la Nube. Es decir, algunas organizaciones, encuentran la necesidad de apoyar en la tecnología cloud sus infraestructuras, hablaríamos de Infraestructure as a Service (IaaS); en función de la evolución de sus ERP, en muchas casos deciden abordar también la migración de sus plataformas. Es lo que se conoce como Platform as a Service (PaaS); y, cómo no, atendiendo a sus estrategias de aumento de rendimiento tecnológico y rentabilidad empresarial, el planteamiento definitivo, pasa por subir a la Nube, los aplicativos, propiamente dichos. Es lo que se conoce como Software as a Service (SaaS).

En cualquier caso, lo que significa todo esto es que la Nube, además de proporcionar una serie de ventajas (flexibilidad, accesibilidad, movilidad, seguridad, escalado de funcionalidades, sostenibilidad de las inversiones,…), presenta un amplio abanico de posibilidades que permiten a los responsables empresariales optar por una u otra alternativa, en función del momento presente y futuro de la organización. Y, esa es en sí, una de las mayores ventajas que proporciona: la libertad para poder escoger entre un amplio abanico de posibilidades.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario