Los clientes siguen siendo la clave

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
El nuevo escenario digital enfrenta a las pymes a la conquista de las nuevas demandas de los clientes. Unas demandas que se materializan en unos nuevos hábitos de consumo, de comunicación, de interacción, etc. y que han puesto a este tipo de compañías en la disyuntiva de implementar procesos internos más orientados a la obtención de la máxima eficiencia.

Estamos en la era del Customer Centric en la que es necesario optimizar al máximo la experiencia del cliente -también del cliente interno. Este es uno de los primeros objetivos que se plantean las pymes a la hora de implementar una estrategia solvente de transformación digital.

El cliente está en el centro de cualquier proceso transformador y cualquier iniciativa en esta dirección debe tener clara esta línea en la que la organización se pone a disposición de las necesidades, demandas y requerimientos del cliente. Dicho sea de paso, un cliente mucho más informado, más exigente y mucho más impaciente. Un cliente, mucho más digital.

Siendo así, las pymes tienen claro que yo no pueden acercarse al cliente con una propuesta de negocio tradicional, sino que es importante invertir en su transformación digital, en procesos de acercamiento con modelos 24X7, plataformas eCommerce y, en definitiva en iniciativas que permitan poner al servicio de nuestros clientes y potenciales un amplio abanico de posibilidades tecnológicas.

De la importancia de poner el foco en los clientes, en los procesos y en las personas como palancas para impulsar la transformación digital de las pymes nos hablan en este vídeo Isabel Pomar CEO de Datisa y Pablo Couso, Consultor Senior de Datisa.

Invertir en transformación digital es invertir en competitividad porque disminuye los errores, disminuye los tiempos y, por tanto, aumenta la productividad.

En este sentido, la contribución de las soluciones ERP es estratégica en dos aspectos: por un lado, permite optimizar la ejecución de tareas -menos tiempo y más eficiencia, seguridad, transparencia, etc.- y, por otro lado, permite prevenir y planificar para garantizar que los clientes tengan el acceso que demandan a los productos/servicios que necesitan, cuando y como lo necesiten.

Los clientes, más que nunca, siguen siendo la clave Clic para tuitear

Es un sistema proactivo que permite adelantarse a las situaciones que puedan plantearse, de modo que, la organización siempre estará en disposición de proponer al cliente -en función de las estadísticas e informes obtenidos de los datos del ERP- productos o servicios que pudieran ser de su interés. También, de cara al cliente interno -directivos, responsables, jefes de área- informes o reportes para la toma de decisiones, comerciales, administrativas, de producción, financieras, etc.

Teniendo esto claro, lo que no se debe olvidar es que la tecnología debe estar siempre al servicio de las personas. La tecnología debe facilitar el trabajo a las personas que, dicho sea de paso, serán aliados o enemigos en los procesos de cambio. Para alcanzar el éxito en cualquier proceso de transformación hay que comunicar con transparencia los objetivos a alcanzar, impulsar la participación democrática y bien liderada en el proceso de implantación y apostar por la formación.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario