Nuevos proyectos en el mercado del ERP

“Los principales desarrolladores tecnológicos, coinciden en señalar una ligera reactivación del mercado. Se inicia una nueva etapa, en la que ha cambiado el paradigma, las demandas y el foco”

El desayuno de trabajo al que acudimos a mediados de semana, nos ha dejado algunas “perlas” que me parece interesante compartir. La primera de ellas, tiene que ver con algo que venimos constatando desde comienzos de año y que apunta a una reactivación del mercado. Muy lenta y con una perspectiva de cambio que implica nuevas soluciones, consumo de aplicativos de otro modo y, supeditación al ROI en casi todos los proyectos.

Las pymes han asumido un nuevo papel en el mercado, tienen más experiencia, más conocimiento, más capacitación y buscan soluciones que les aporten funcionalidad, protección, mejora de la productividad, eficiencia, ahorro de costes, etc.

Ciertamente el mercado se está “desperezando”, pero lo hace con las cosas mucho más claras que hace algunos años. Las pequeñas y medianas empresas han tomado conciencia de la importancia que suponen aspectos como el control operativo y financiero y han dejado de buscar soluciones meramente administrativas para demandar una plataforma tecnológica que les permita gestionar con eficiencia el conjunto de su negocio.

Los desarrolladores de software están tomando buena nota de ello, y están adaptando sus soluciones a los nuevos requerimientos, no sólo desde el punto de vista funcional sino también desde el prisma comercial, adaptándose con nuevas fórmulas que permitan abaratar costes.

 

La tecnología no es el reto. El cliente es el nuevo reto

Sí. El mercado del ERP es un mercado maduro (hay muchos competidores, los márgenes son estrechos, los precios ajustados,…) pero no debemos quedarnos con la connotación negativa del término. También estamos ante un mercado muy “fresco” en el que conviven variables que están vivas y en movimiento. La tecnología, por ejemplo es una de ellas, y está en continuo cambio. Pero también el cliente es un elemento a tener muy en cuenta. Quizá más. Los principales actores del mercado, deberán estar muy atentos a sus nuevas inquietudes, porque serán éstas las que marquen el nuevo rumbo el mercado. Y es ese, precisamente, como explicaban los proveedores en el encuentro tecnológico organizado por la editorial TAI, el verdadero reto al que deberán enfrentarse de aquí a los próximos años.

Poner el foco en el cliente, implica responder a sus nuevos requerimientos en áreas como la conectividad, la movilidad e incluso, las redes sociales. Eso hará que el mercado cambie el rumbo y coloque en el papel de protagonista al usuario. De este modo, haciendo que la tecnología se ponga al servicio del cliente, como ya se está haciendo en muchos casos, éste mejorará su experiencia de uso y verá en el ERP una plataforma sobre la que poder apoyarse realmente para ejercer una gestión global de su empresa.

 

Las pymes reclaman un papel activo

DATISA lo viene diciendo desde hace mucho tiempo, no en vano, lleva 35 años escuchando lo que cuentan las pymes. Y en este foro se volvió a poner sobre la mesa la teoría de que este tipo de empresas, demandan las mismas funcionalidades que las grandes cuentas, porque sus necesidades de gestión son, si no, las mismas, sí al menos, muy parecidas.

Sin embargo, una herramienta que le sirve a una gran corporación, con toda seguridad no será válida para una pyme. ¿Por qué? Porque aún compartiendo demandas, las pequeñas y medianas empresas disponen de una estructura distinta, sus métodos de trabajo son diferentes y, en términos generales, aquello del “hombre orquesta” sigue estando a la orden del día en muchas organizaciones de este tipo. Los recursos, la infraestructura y los tiempos de respuesta, no tienen nada que ver en unas y en otras.

Lo que demandan las pymes son soluciones globales que permitan integrar todos los servicios a un precio asequible. Pero no quieren un “cortar y pegar” de las grandes herramientas. No buscan un aplicativo con el que poner un parche a su gestión comercial, o a su contabilidad o a su administración financiera. Las pymes buscan soluciones con amplias funcionalidades, flexibles, modulares para que puedan crecer a la par y además de la integración exigen a su ERP, la movilidad, disponibilidad y colaboración.

El desayuno de trabajo fue una magnífica oportunidad para poner en común ideas, opiniones, sugerencias e, incluso, estrategias. Los desarrolladores tecnológicos han mostrado su cara más amable en un encuentro en el que el usuario ha dejado de ser el foco de la “evangelización” para convertirse en el sujeto que demanda funcionalidades concretas.

¿Quieres más?

Blog

7 Tendencias ERP para 2022

Las plataformas ERP han madurado. Y han ampliado su alcance para dar soporte a la mayoría de las funciones empresariales. Desde los procesos de back-end

Blog

Tipos de BI para las pymes

En la actualidad hay dos tipos de BI para las pymes: BI externo y BI nativo. Ahora bien, sea cual sea la opción que elijas,

Política de Protección de Datos del tratamiento

a) Identidad del responsable del tratamiento:
Responsable: Desarrollo de Aplicaciones Técnicas Informáticas, S.A.U.
Teléfono: 917 159 268
Dirección: C/ Joaquín Turina nº 2, 1ª Planta, 28224 Pozuelo de Alarcón, Madrid
Contacto: Prot. de datos lopd@datisa.es

b) Finalidad del tratamiento:
Nuestra web dispone de formularios de contacto en distintas áreas de la misma. La finalidad del tratamiento de los datos es gestionar las comunicaciones que se pudieran establecer con los usuarios del website que nos remitan mensajes a través de los mismos.
En caso de que lo haya solicitado expresamente, utilizaremos sus datos para remitirle información sobre productos y servicios del ámbito de ERP para PYMES.
c) Decisiones automatizadas:
no se realiza segmentación de perfiles ni se toman decisiones automatizadas.
d) ¿Por cuánto tiempo conservaremos sus datos?
Los datos serán tratados durante el tiempo necesario para la gestión de su solicitud o comentario, y en caso de que haya solicitado la remisión de información comercial, hasta que no revoque su consentimiento.
e) Base jurídica del tratamiento:
la base jurídica del tratamiento de sus datos es el consentimiento inequívoco que manifiesta al aceptar la política de privacidad que va asociada a cada formulario de tratamiento de datos.
f) Obligación de facilitar los datos y consecuencias de no facilitarlos:
la cumplimentación del formulario es completamente voluntaria. En todo caso, si desea comunicarse con nosotros a través de este medio, deberá facilitarnos los datos marcados como “obligatorios”, ya que de lo contario no podremos contactar con usted, a fin de gestionar su solicitud o comentario.
g) Procedencia de los datos:
el propio interesado.
h) Destinatarios:
a. No se realizarán cesiones de datos.
b. Desarrollo de Aplicaciones Técnicas Informáticas, S.A.U. cuenta con la colaboración de proveedores de servicios de tecnologías de la información, que tratan los datos en nombre y por cuenta de nuestra entidad. En estos supuestos, previa realización de un estricto control de selección del proveedor con base en las garantías de cumplimiento de la normativa en materia de protección de datos, suscribiremos el pertinente contrato de tratamiento de datos con estas entidades.
i) Transferencias internacionales de datos:
no se realizarán transferencias internacionales de datos.
j) Ejercicio de derechos:
tiene derecho a obtener confirmación sobre si estamos tratando datos personales que les conciernan, o no. Como interesado, tiene derecho a acceder a sus datos personales, así como a solicitar la rectificación de los datos inexactos o, en su caso, solicitar su supresión cuando, entre otros motivos, los datos ya no sean necesarios para los fines que fueron recogidos. En determinadas circunstancias, podrá solicitar la limitación del tratamiento de sus datos, en cuyo caso únicamente los conservaremos para el ejercicio o la defensa de reclamaciones. En determinadas circunstancias y por motivos relacionados con su situación particular, podrá oponerse al tratamiento de sus datos. Dejaremos de tratar los datos, salvo por motivos legítimos imperiosos, o el ejercicio o la defensa de posibles reclamaciones.