¿Por qué implantar BI en las Pymes?

Básicamente porque la información desordenada, desestructurada o difícil de entender, aporta poco. La información solo es útil si proporciona el conocimiento necesario para la toma de decisiones. Es decir, de poco sirve saber “qué” pasa, si no se explica “por qué” pasa. Esta es la respuesta básica a la pregunta del millón sobre por qué implantar BI en las pymes.

Implantar BI sirve para identificar un problema, el origen y su causa. Y, sobre todo, implantar BI en las pymes sirve para saber qué hacer para solucionar el problema.

Entender el por qué para encontrar soluciones

Imagina que vas conduciendo un coche. Y, de pronto, el indicador de velocidad dice que el vehículo se desacelera. Sabes lo que pasa. Pero no sabes por qué pasa.

  • ¿Falta gasolina?
  • ¿Falla el sistema eléctrico?
  • ¿Llevas demasiado peso?

Entender el “por qué” de las cosas es crucial para ofrecer una solución eficaz. La información ordenada te ayuda a entender qué está pasando en tu empresa: a qué velocidad va tu coche. Mientras que, el conocimiento te explica por qué está pasando. Es decir, te ayuda a decidir lo qué debes hacer para mejorar. O para solucionar los problemas.

 

Por qué implantar BI es el camino correcto

Si necesitas algo concreto que te convenza de que implantar BI es el camino que debes seguir, aquí tienes unas cuantas razones:

Respuestas a preguntas críticas

Y, lo hace, rápidamente. De manera sencilla. Permite extraer datos relevantes de conjuntos de datos desestructurados. En cualquier momento. Analizar la información que contienen. Y utilizarla para facilitar la toma de decisiones. Simplifica el acceso rápido y sencillo a listas de clientes. Contactos. Información sobre ventas. O, sobre facturación.

Autonomía a los miembros del equipo

Todos pueden ser decisores. Es decir, tomar una decisión en un momento dado. Es algo, particularmente relevante en el ecosistema pyme, donde los recursos son más limitados. Evitar la dependencia y la jerarquización excesiva.

Ahorro de tiempo

Implantar BI en las pymes permitirá automatizar procesos. Y, con ello, ahorrar tiempo. Ese que no emplean en la entrada continua de datos. Ni en la resolución de errores frecuentes. Ni en la ejecución de tareas repetitivas. La Inteligencia de Negocio impulsa el pensamiento crítico.

Perfiles de clientes más precisos

Las herramientas de BI proporcionan una orientación a la audiencia más precisa. Pueden recopilar información del cliente, de los distintos canales de venta. E identificar así, el comprador ideal. Colocar sus productos/servicios en su mercado objetivo. Hacerlo de la manera más efectiva y eficiente posible. Y con ello, impulsar las ventas, aumentando las ganancias.

Identificar dónde reducir costes

Con presupuestos limitados, reducir costes operativos es siempre estratégico. Sobre todo, para evitar medidas de austeridad más drásticas. Como los despidos, por ejemplo. BI ayuda a mejorar la planificación presupuestaria. Y a repartir los fondos de una manera más inteligente.

Información sobre tendencias

Si adivinas lo que puede pasar, en base a lo que ya ha estado pasado, podrás adelantarte a la competencia. Y llegar antes al cliente. O mejorar el servicio que prestas.

Seguimiento del negocio en tiempo real

Obtener información en tiempo real es clave para tomar decisiones. Y actuar con rapidez. La clave no solo está en poder hacer un seguimiento continuo sobre los índices de satisfacción del cliente. O la rentabilidad del negocio o de cualquier línea concreta. O sobre las ventas y los ingresos. La clave está en poder hacerlo en tiempo real.  No tener que esperar hasta el final de una campaña. Ni de cualquier período de tiempo para saber si funciona o no. Esto quiere decir que será más fácil tomar decisiones informadas sobre la marcha. Y remediar la situación potencialmente desfavorable.

Datos más fáciles de entender

No siempre es fácil entender los números al primer vistazo. Las herramientas BI incluyen funcionalidades de diseño más avanzadas. Con tablas, gráficos, infografías y otros recursos gráficos que facilitan la comprensión de la información.

Trabajo más colaborativo

Es más fácil exportar y compartir los datos. Y, con ello, impulsar la colaboración permanente. En el entorno pyme la comunicación y la cooperación es importante para avanzar. Por eso, todos tienen que poder acceder fácilmente a los datos relevantes. Datos actualizados. Y que puedan utilizar en tiempo real.

La ventaja competitiva del BI

La baja implantación del BI en la Pyme y, el hecho de que aporta información privilegiada para trabajar a dos niveles proporciona una ventaja competitiva importante: Esos dos niveles sobre los que pueden trabajar las pymes que aplican la inteligencia empresarial son los siguientes:

Reacción

Siempre es necesario reaccionar lo antes posible a los problemas.  Esto nos permite atajarlos en el momento que se producen.

Aunque la reacción también se puede utilizar de un modo positivo ya que podemos instaurar una mejora continua. Y una exportación de casos de éxito -aplicar lo que funciona en un área a otras-.

Pre-acción

La pre-acción nos lleva un paso más allá. Gracias al Business Intelligence, podremos identificar tendencias.

Estos descubrimientos permitirán “prevenir antes que curar”. Y aprovechar las oportunidades del mercado. La suma de la pre-acción para prevenir y para optimizar es una poderosa herramienta a disposición de la Pyme

Cualquier organización puede beneficiarse de la analítica de sus datos comerciales para tomar decisiones más y mejor informadas. Clic para tuitear

BI, un activo para las pymes

Cualquier organización puede beneficiarse de la analítica de sus datos comerciales para tomar decisiones más y mejor informadas. Y con ello, impulsar el crecimiento y la rentabilidad de su negocio. Sin embargo, muchas pymes siguen dudando sobre si estas soluciones de BI se ajustarán a la estructura y presupuesto de una empresa más pequeña. Es decir, que siguen pensando que la inteligencia empresarial es cosa de grandes compañías. FALSO. BI es también -y, sobre todo- un activo para las pymes.

Según un estudio de Grand View Research, el mercado de análisis de datos se expandirá con una tasa de crecimiento anual del 25,7% de 2021 a 2028. Las previsiones de IDC, por su parte, señalan que el gasto europeo en soluciones de Big Data y analítica de negocios (BDA) alcanzará los 50.000 M$ dólares este año. Esto supone un incremento del 7% con respecto a 2020. Con estas cifras, ya te puedes imaginar la relevancia y el impacto del BI en el entorno de los negocios.

Afortunadamente, las pymes pueden disponer ya de múltiples opciones para implantar BI en su negocio. Alternativas de software de inteligencia empresarial que se ajustan en cuanto a funcionalidades y presupuesto a las necesidades específicas de su entorno.

Para qué sirve el BI

Un sistema BI nativo, como el de Datisa, dará un paso más allá. Y te permitirá reunir en un mismo espacio todos los datos procedentes de distintas fuentes. Datos que podrás visualizar en cuadros de mando e informes detallados. Desde un sistema integral de cuadros de mando podrás así consultar, por ejemplo:

  • La evolución de las ventas mes a mes, ventas acumuladas, por familias de artículos…
  • Comparativas y comportamientos de tus comerciales.
  • Análisis de artículos por facturación, unidades vendidas, margen acumulado.
  • Cuadros de Pérdidas y Ganancias, ratios financieros
  • Evolución de la tesorería, etc

El manager podrá analizar todos los datos de su equipo. Y, con ello, diseñar nuevas propuestas y estrategias comerciales. Este es el típico ejemplo para explicar una de las principales cualidades del BI: vincular datos dispares.

por qué implantar BI

Visión integral y de detalle

Eso es lo bueno de operar con un ERP que incluya BI nativo. Es decir, un ERP en el que el Business Intelligence esté perfectamente integrado con las fuentes de entrada de información. Y en el que el flujo de datos es transparente para el usuario. Con inversión CERO en infraestructura.

Si una pyme utiliza un ERP con BI nativo basado en el cuadro de mando integral (CMI) podrá observar fácilmente los resultados de su negocio. También su evolución. Y, sobre todo, analizar esa información desde una perspectiva global.

Analizar toda la información que se almacena en el ERP proporciona diferentes perspectivas. Al aplicar las funciones analíticas, cada una de esas perspectivas incluirá cuadros de mando específicos. De forma que, el sistema aportará una visión panorámica del negocio. Pero, también, información de detalle. Y la velocidad y precisión necesaria para tomar decisiones inteligentes.  Fácil, seguro, rápido.

En Datisa tenemos las respuestas que necesitas para saber por qué implantar BI en tu organización.  Contacta con nosotros cuanto antes.

 

 

 

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado apúntate a nuestra newsleter, todos los meses escribimos sobre empresa y Pymes de una manera amena, contando anécdotas y sobre todo con contenido muy útil. Te espero dentro:   .

¿Quieres más?