• 902 328 472
  • info@datisa.es

¡Qué ilusión hace que te digan que estás haciendo bien las cosas!

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“Hacer las cosas con el convencimiento moral de que influyen positivamente en algo o en alguien, es una satisfacción que no tiene precio. Pero, si además se reconoce públicamente tu labor, no podrás borrar la sonrisa de tu cara”

Recibir el reconocimiento público a una labor que vienes realizando desde hace muchos años, es gratificante, sobre todo porque alienta y premia el esfuerzo de todas las personas que conforman un equipo con el único objetivo de hacer un poco mejor el entorno en el que vivimos. Respetar el planeta era hace apenas unos años, preocupación de un puñado de “insensatos” que pensaban que era mejor hacer las cosas bien aunque costara un poquito más, que seguir con el mismo “modus operandi” que había llevado al planeta a unos niveles de contaminación insostenibles.

Los representantes de las grandes potencias se reunieron varias veces y en otras tantas “parieron” normativas que permitieron regular en mayor o menor medida, un comportamiento impropio de personas civilizadas. Con el sano propósito de proteger ríos, mares, bosques, atmósfera, etc., fueron entrando en vigor, diferentes regulaciones que, han servido para “re-educar” comportamientos inmorales antes, ilegales ahora.

Con el paso del tiempo, afortunadamente ha ido calando hondo el sentimiento de responsabilidad o más bien diría yo de Eco-Responsabilidad, fundamentado eso sí, muchas veces, en el interés de ahorrar un poco de aquí o un poco de allí. Ése, el ahorro, ha sido el argumento con el que han tenido que convencerse los últimos “mohicanos”, aquellos para los que utilizar papel reciclado era, sencillamente más caro, o más feo, o para los que dejar el ordenador encendido, por si venía un duendecito por la noche a terminar el informe que dejó pendiente el día anterior, era una necesidad. La factura energética ha terminado por convencer a quienes todavía albergaban alguna duda.

 

Eco-Responsabilidad compartida

Ya no sé si ser Eco-Responsable sale caro o barato, a día de hoy. Lo que sí sé es que resulta gratificante ver cómo tu empresa, es decir, un conjunto de personas con identidades diferentes, intereses diversos, curiosidades, patrones conductuales, en fin, cada uno de su padre y de su madre, hacen frente común por ayudar a que este planeta respire un poco mejor.

Y si después de eso, de apostar por la responsabilidad social, por las Green IT, en la medida en la que nuestras posibilidades nos lo permitan, por concienciar y concienciarnos, por motivar y motivarnos a hacer de este mundo un sitio mejor para vivir a los que vengan detrás, si después de llevar años tiñendo de verde nuestro amarillo corporativo, alguien reconoce que lo estás haciendo bien, entonces ha merecido la pena.

La semana pasada, la Comunidad de Madrid, a través de su Consejería de Medioambiente y Ordenación del Territorio, entregó los certificados emitidos por la Comisión Europea a las empresas madrileñas que han cumplido 5, 10, 15 y 20 años de adhesión al sistema EMAS de gestión y auditoría medioambiental.  DATISA fue una de las empresas reconocidas por su perseverancia en la mejora continua de su comportamiento medioambiental, tras obtener en 2006 y renovar anualmente su Sello en el Sistema EMAS.

La Comunidad de Madrid quiere así reconocer la actitud de empresas y organizaciones que perseveran en una mejora continua de su comportamiento ambiental, que va mas allá del cumplimiento de la normativa, con la implantación de sistemas evaluables de gestión ambiental, convencida de que las empresas, que son los motores de la riqueza y la creación de empleo, pueden y deben serlo también de las mejoras del entorno.

Y, por último unas cifras que me llaman la atención. Un total de 120 empresas de la región se integran en el sistema europeo de auditoría medioambiental, el 60% son pymes sobre todo del sector servicios o industrial y el 10% organismos o entes públicos. Una vez más, las pequeñas y las medianas siguen dando ejemplo. Para que luego digan…

Datisa

Datisa

Deja un comentario