Qué ventajas aporta un ERP a las empresas del sector alimentario

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

El sector alimentario incluye muchos y variados tipos de negocio. Es una industria muy heterogénea que exige el cumplimiento de estrictas normativas legales. Opera con productos, en muchos casos, de primera necesidad. Sus time to market deben respetarse al máximo, porque fabrican, almacenan y/o distribuyen -según el tipo de negocio- productos perecederos o que necesitan condiciones especiales de conservación. La alimentaria es una industria que ha sabido aprovechar las ventajas de la tecnología para hacer frente a los grandísimos desafíos a los que se enfrenta. 

Como decía, la industria alimentaria se compone de diferentes tipos de negocio: productores, fabricantes, importadores, distribuidores, mayoristas de alimentación, empresas especializadas en alimentos de 4ª y 5ª gama, cooperativas, cárnicas, pescaderías, … son negocios que, perteneciendo al mismo sector, presentan particularidades específicas que complican su gestión.

Sin embargo, a pesar de esas diferencias hay otras muchas cuestiones relacionadas con la gestión del negocio que son similares o que se pueden tratar de manera parecida en unos segmentos de mercado o en otros. Es así, en gran medida, porque las soluciones ERP más avanzadas proporcionan la flexibilidad necesaria como para poder adaptarse a las empresas que conforman este mercado. Y, más aún, ofrecen la posibilidad de integrarse con otras plataformas para proporcionar una respuesta conjunta, global y eficiente cuando lo que se plantea son necesidades específicas.

Entonces, por ejemplo, si tu empresa trabaja en el entorno de la ganadería o la pescadería, seguramente necesitarás un ERP que se adapte a la cantidad de pasos que se incluyen en todo el procesamiento del producto, desde el peso bruto hasta la variación de cortes o subproductos. Cuando vendes por unidades pequeñas, como pueden ser cajas o paquetes, pero el precio y tus costes se refieren al peso de cada caja, la gestión del inventario y la rentabilidad de las ventas pueden complicarse, por lo que, la ayuda de un ERP resultará clave.

O si estás al frente de un negocio de envasado fresco o una conservera necesitarás optimizar los procesos de seguimiento de lotes que respalden la trazabilidad de los productos. Por supuesto, el apartado de contabilidad también será determinante, así como los procesos de producción para la generación de los sub-productos (reempaquetado, clasificación, ingredientes, …)

Si elaboras o distribuyes productos horneados -frescos o congelados- deberás poner el foco en la vida útil de tus productos que es potencialmente más corta que la de los productos de otros entornos (p.ej. panaderías). Pero también, deberás estar alerta a la gestión de las recetas/lotes, a la previsión de la demanda o a la gestión dinámica de las rutas de distribución.

Los ERP más avanzados proporcionan la flexibilidad necesaria para poder adaptarse a las empresas del sector alimentario Clic para tuitear

Y, en todo caso, eso sí que es común a cualquier negocio que opere en este mercado, deberán poder gestionar la trazabilidad y recuperación, que incluye un seguimiento bidireccional en toda la cadena de suministro para poder rastrear cada ingrediente en cualquiera de las etapas que conformen la vida del producto (procesamiento, envasado, almacenamiento, transporte, venta, …)

DEMANDAS DE LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

Como nos gusta conocer la información de primera mano, hemos preguntado a nuestros clientes, qué opinan sobre los desafíos a los que se enfrenta la industria alimentaria. Les hemos pedido que nos cuenten cuáles son los retos a los que se enfrentan a diario en sus negocios. Y esto es lo que nos han dicho:

  • Optimizar y controlar el ciclo de compras: un mismo artículo se lo puedo comprar a cinco proveedores, y, por tanto, puedo tener diferentes condiciones comerciales. Si tengo un control comparativo de los proveedores, también de los logísticos- puedo negociar mejores precios. Pero también, controlar el proceso a nivel documental (trazabilidad) y poder gestionar toda la operativa y la documentación necesaria desde un único punto central. Necesito una gestión end to end, desde que compro la materia prima hasta que facturo y cobro.
  • Gestionar la trazabilidad, y el control de lotes y caducidades: para proporcionar las garantías de la frescura que exige el producto, evitar mermas, cumplir la ley, dar un buen servicio a mis clientes.
  • Formulación de precios para actualizarlos automáticamente en función de las compras
  • Controlar diferentes unidades de medida
  • Estar al tanto de las mermas, inventarios, rappels, cadena de frío, … Hacer escandallos con lotes y caducidades, alérgenos.
  • Códigos de barras: GS1 128, DUN 14. Movilidad en el almacén
  • E-commerce para evolucionar el negocio al nuevo paradigma de comercio electrónico
  • Practicar una contabilidad analítica (controlar riesgo del cliente y conocer la rentabilidad por producto, línea de negocio, cliente, …) y disponer de funciones financieras para hacer previsiones de tesorería, financiación del proveedor, rutas de cobros, liquidación de comisiones según lo cobrado. Facilitar los procesos de facturación, también a proveedores, especialmente si somos una cooperativa. Llevar un buen control de caja
  • Controlar las direcciones de entrega
  • Hacer un seguimiento estadístico de campañas y promociones
  • Facilitar el Pesaje: integración con básculas en la entrada de almacén
  • Integración de algunos mayoristas con la gran distribución: EDI.
  • Hacer previsiones de compras y ventas: Saber, por ejemplo, cuánto vendí la temporada pasada de un artículo para poder prever las ventas del año corriente y conseguir mejores precios haciendo compras más grandes
  • Planificar la reposición de productos estacionales (por ejemplo, helados), discriminando por almacén
  • Agilizar la introducción de los pedidos, por ejemplo, cuando los pedidos se concentran en un período de tiempo muy corto. Esto sucede cuando se sirve a restaurantes que piden por la mañana
  • Centralizar toda la operativa y la documentación asociada. Se trata de poder practicar una gestión end to end, desde que compro la materia prima hasta que facturo y cobro.

RESPUESTAS DEL ERP A LA INDUSTRIA ALIMENTARIA

Podríamos hacerte un listado de todas las funcionalidades que incluyen nuestros aplicativos GESDA y  GESDA TPV, pero hemos pensado que sería más interesante que fueran los mismos usuarios quienes, con sus palabras, explicaran las respuestas que obtienen del ERP de Datisa para optimizar la gestión de sus negocios de la industria alimentaria. Y esto es lo que nos gustaría contarte:

  • A través de Condiciones Comerciales puedo controlar el ciclo de compra, prioridades asociadas por precio, por rapidez, por ultima compra. Puedo asignar prioridad, tiempo de entrega y precio
  • Las Tarifas Formuladas garantizan un precio de venta que se adapta al de compra, respetando el margen deseado. Facilita la actualización automática del precio de venta.
  • La Relación Documental me ayuda a justificar de forma inmediata las posibles reclamaciones de mi cliente, proveedor o superiores. Pero también, a respetar las condiciones de almacenamiento y/o conservación de los productos que guardo en mi almacén, indicando en los documentos, por ejemplo, las temperaturas óptimas de los artículos.
  • La Colocación Lógica del lote en las estanterías para entradas y salidas me ayuda a optimizar el almacén. El control de lotes también permite hacer un seguimiento más efectivo de lotes para posibles inspecciones o gestión de lotes defectuosos. Y, por supuesto, para controlar las mermas.
  • Gestión del almacén es un punto clave ya que también me permite controlar y reflejar de forma más precisa lo que tengo realmente en el almacén. Modificar los artículos, hacer un listado de toma de datos, códigos de barras, lotes y caducidades, importación de ficheros simples, etc.
  • La herramienta de Simulación me permite gestionar los rápeles de proveedores de una manera más sencilla y, sobre todo, saber qué volumen de pedido es el más eficiente. Puedo hacer Pedidos por reposición y por previsión.
  • Gestionar la información que se recoge en el código de barras y crear mis propios códigos lo que me ayuda a reducir al máximo posibles errores en la toma de datos. Gano más agilidad.
  • Saber la rentabilidad de cada línea de negocio es importante para replantearme las inversiones.
  • Necesito facturar por dirección a mi cliente. El ERP nos permite asignar diferentes direcciones a un único cliente, y generar una factura por cada dirección.
  • Mis repartidores/comerciales además de intentar vender tienen que cobrar. La actividad comercial genera unos movimientos en tesorería que es interesante conocer. Con mi ERP todo está integrado, comunicado y automatizado.
  • Tener controlado el riesgo de mis clientes me permite evitar posibles problemas de tesorería.

En definitiva, sabemos que nos encontramos con un mercado en el que caben muchas empresas y muchos tipos de organizaciones por lo que, la tecnología sobre la que se soporten sus procesos deberá ser funcional, pero sobre todo, flexible, segura y muy sencilla.

Si trabajas en el entorno de la industria alimentaria y quieres optimizar tus procesos de negocio, contacta con nosotros. Seguro que tenemos la solución adecuada para ayudarte.

 

 

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario