• 902 328 472
  • info@datisa.es

Recta final para el nuevo Régimen Especial Criterio de Caja

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

No sé si os acordáis de aquel anuncio de Coca-Cola, buenísimo, por cierto, que decía algo así como: para los gordos, para los flacos, para los altos, para los bajos, para los que ríen, para los oficinistas (…) para todos. Era un anuncio del año 2003 y a nosotros nos viene al pelo para hablar del RECC (Régimen Especial de Criterio de Caja). Parece algo extraño relacionar ambas cuestiones, pero la actitud y el trabajo de los desarrolladores de software ante las perspectivas de adopción del nuevo RECC, por parte de las Pymes y del colectivo de autónomos, me llevó rápidamente a pensar en este spot publicitario.

En las últimas semanas se han publicado numerosas informaciones que prevén una escasa incorporación a este nuevo Reglamento. Sin ir más lejos, Expansión publicaba, el 17 de diciembre, que tan sólo el 10% de los autónomos pedirá el IVA de Caja. Y lo hará, previsiblemente, por las “presiones” que reciben de las grandes empresas para las que trabajan. Expansión publicaba esta noticia, haciéndose eco de unas declaraciones del Presidente de la Federación de Autónomos (ATA), Lorenzo Amor, quien pedía además a la Administración Pública, una ampliación del plazo, hasta marzo de 2014, para la entrada en vigor del nuevo IVA.

Con ampliación o sin ella, lo cierto es que el Nuevo Reglamento de Caja no deja indiferente a nadie y por los inconvenientes con los que se ha gestado la norma, lo que podría ser una medida orientada a paliar los problemas de liquidez de las Pymes, se está convirtiendo en un nuevo quebradero de cabeza para las mismas. Vayan algunos ejemplos como muestra: incremento de la carga administrativa contable, escaso margen para valorar y evaluar la conveniencia o no de acceder al nuevo Régimen, pues entra en vigor, pocas semanas después de su publicación en el BOE y, entre otras muchas cuestiones, aunque la empresa no tiene que adelantar el IVA de las facturas no cobradas, tampoco se puede desgravar el de las facturas de los proveedores a los que no haya pagado.

 

Actualización de funcionalidades pensando en todos

Sea como fuere, lo cierto es que, al trabajo de los desarrolladores debe contribuir, primero a que las empresas tengan todas las herramientas necesarias para poder valorar la conveniencia o no de acogerse a la nueva normativa. Al ser voluntaria, aunque resulte paradójico, el trabajo es mayor, pues deben hacer un análisis previo para determinar pros y contras de la medida. Si la norma fuera de obligado cumplimiento, esa evaluación sería innecesaria.

Una vez realizado ese análisis de conveniencia, las empresas deberán disponer de aplicativos actualizados para poder hacer frente a las exigencias que marca la norma. También aquí, destaca la labor de los fabricantes tecnológicos que hemos trabajado sin descanso, para poner a punto nuestros aplicativos, y que antes del 1 de enero, aquellas organizaciones que lo decidan, puedan poner en marcha sus procesos, con la certeza de disponer de todo lo necesario para abordar el cambio.

Nuestro trabajo no empieza ni acaba en la concepción y desarrollo de diferentes funcionalidades que den respuesta a las nuevas necesidades que plantea esta norma. Sino que, durante estas semanas y, con toda seguridad, pasados los primeros meses, hemos puesto el foco y lo seguiremos haciendo, en formar e informar a las pymes y autónomos sobre los detalles que encierra el Reglamento Especial de Criterio de Caja y el modo en el que la tecnología puede ayudarles a abordar, si así lo deciden, los nuevos procesos administrativos.

Por lo tanto, da igual que sea un escaso porcentaje de empresas o autónomos el que decida sumarse a esta iniciativa, o si se trata del 100% de los mismos, da igual si la normativa tiene áreas de mejora o si el plazo de adaptación es corto. En cualquier caso, los sistemas de gestión deben funcionar PARA TODOS. Para los que se suman a la norma y para los que no, para los que ven en ella una ventaja y para los que les genera un cambio en la administración, para los que encuentran rentabilidad en ella y para los que les es indiferente, es decir, para todos, como la Coca-Cola.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario