informacion general AEAT

Régimen Especial del Criterio de Caja

 

¿QUÉ ES EL CRITERIO DE CAJA?

Desde enero de 2014 las PYMES y autónomos que decidan acogerse de forma voluntaria a éste régimen tributario no deberán adelantar a Hacienda el IVA/IGIC de las facturas no cobradas. Aunque esa norma también afectará a las facturas de gasto que no hayan pagado, cuyo IVA/IGIC soportado no se podrán desgravar.

 

¿CÓMO FUNCIONA?: CRITERIO SIMÉTRICO DE CAJA

Las empresas que se acojan al Régimen especial del criterio de Caja, devengarán el impuesto en el momento del cobro, del importe percibido. Si no se ha producido el cobro, el devengo se producirá el 31 de diciembre del año posterior a aquel en que se haya realizado la operación. Por lo tanto hay que aclarar que el aplazamiento del pago del IVA/IGIC a Hacienda es sólo temporal, ya que al final del año siguiente al de emisión de la factura será necesario devengarlo todo.

Cuando se trate de soportar el IVA/IGIC, este se efectuará también en el momento de pago, y no en la recepción de la factura, como se venía haciendo hasta ahora.

 

¿QUÉ EMPRESAS SE VEN AFECTADAS POR EL RÉGIMEN ESPECIAL?

Este Régimen especial afecta de forma directa o indirecta a TODAS las empresas.

-       De forma directa a todas aquellas entidades que se suscriban a este Régimen especial.
-       De forma indirecta a todas aquellas empresas, que aun no habiéndose acogido  a éste régimen, reciban facturas de proveedores que sí están suscritos.

 

¿QUIÉN PUEDE ACOGERSE AL CRITERIO DE CAJA?

El principal requisito que se establece para los sujetos pasivos que quieran acogerse al régimen especial del criterio de caja es que la facturación anual o volumen de operaciones durante el año natural anterior no haya superado los 2 millones de euros.

La ley establece las siguientes pautas para el cálculo de la facturación anual:

  • Si se han iniciado actividades empresariales o profesionales en el año natural anterior, el importe del volumen de operaciones deberá elevarse al año.
  • Si no se hubieran iniciado la realización de actividades empresariales o profesionales en el año natural anterior, se podrá aplicar este régimen especial en el año natural en curso.

También se incluirán las operaciones en las que se aplique el IGIC (Impuesto General Indirecto Canario) en los términos establecidos por el artículo 24 de la Ley de Emprendedores y por el Gobierno de Canarias.

 

OTRAS EXCLUSIONES AL RÉGIMEN

De acuerdo con el conjunto de medidas relacionadas con la lucha contra el fraude (como la  Ley 7/2012, de 29 de octubre) que se han ido publicando durante el último año, no podrán permanecer en el RECC aquellas empresas cuyos cobros en efectivo de un mismo destinatario durante un año natural, supere los 100.000 euros. 

En el momento en que cualquier empresa suscrita al régimen supere los 2M de euros de facturación o cobre 100.000 euros en efectivo de un mismo cliente, quedaría fuera del mismo en el año inmediatamente posterior.

 

PERMANENCIA EN EL RÉGIMEN

El propio reglamento establece que se deberá permanecer años naturales completos, y que se podrá renunciar formulando, mediante el modelo 036, la baja en el mes de diciembre anterior.

Es importante saber que mientras no existe una permanencia mínima en años, la renuncia sí obliga a permanecer fuera del régimen 3 años.

 

¿A QUÉ OPERACIONES PUEDE APLICARSE EL RÉGIMEN DEL CRITERIO DE CAJA?

De esta forma, el régimen del IVA de caja puede aplicarse a todas las operaciones realizadas en el territorio de aplicación del impuesto. A excepción de:

a)    Las acogidas a los regímenes especiales de IVA (simplificado, de la agricultura, ganadería y pesca, del recargo de equivalencia, del oro de inversión, aplicable a los servicios prestados por vía electrónica y del grupo de entidades)
b)   Las exportaciones y entregas intracomunitarias de bienes (artículos 21, 22, 23, 24 y 25 de esta Ley )
c)    Las adquisiciones intracomunitarias, las importaciones y las operaciones asimiladas a las importaciones
d)    Las que supongan la inversión del sujeto pasivo
e)    Los autoconsumos de bienes y servicios

 

OBLIGACIONES GENERADAS POR EL RECC

  • Proceso de facturación. Las empresas que estén inscritos en el RECC deberán indicar en sus facturas expedidas la pertenencia “régimen especial del criterio de caja” en las mismas. Se indica específicamente, que la fecha de la expedición de la factura no deberá estar sujeta al cobro, sino a la prestación o entrega, según se establece en el Reglamento de Facturación, el Real Decreto 1619/2012 de 30 de noviembre. En estos casos la fecha tope de facturación será el día 16 del mes siguiente en el que haya realizado la prestación.
  • Libro de Registro de facturas expedidas. Igualmente, en este caso, solo las empresas pertenecientes a este régimen especial deberán aumentar la información existente en sus libros de facturas, incluyendo las fechas de cada uno de los cobros, los importes correspondientes y el medio de cobro utilizado.
  • Libro de Registro de facturas recibidas. En este caso también se deberá incorporar la fecha, importe y medio de pago de cada uno de los pagos para todas las facturas pertenecientes al RECC. Es decir, en los libros se deberá informar de estos campos adicionales en todas las facturas recibidas de las empresas pertenecientes al criterio de caja, y en aquellas de los sujetos pasivos que, aun no estando acogidos, hayan sido destinatarios de facturas del RECC.
  • El Decreto también menciona los ajustes que deberán incorporarse en las “declaraciones-liquidación” y “declaraciones-resumen” del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, es decir, las declaraciones de IVA e IGIC correspondientes. En ellas se deberá declarar el cómputo del devengo del impuesto conforme a esta nueva normativa.

 

FAQ. ALGUNAS PREGUNTAS DE INTERÉS:

En las empresas inscritas en el RECC, ¿la gestión administrativa de facturas sigue siendo automática con los programas de DATISA?
Sí. Solo es necesario modificar adecuadamente algunas configuraciones de Tipos de impuestos antes de del inicio del período de implantación.


Cuando se presente un cambio de régimen, ya sea del general al del criterio de caja o viceversa, ¿es necesario contabilizar todas las facturas del régimen inicial antes hacerlo con las del nuevo régimen?
No. Las aplicaciones de DATISA contemplan la posibilidad de definir los Tipos de impuestos de forma que sus parámetros (no solo los porcentajes, también la Clase de impuestos) dependan de la fecha, lo que permite la introducción de facturas en cualquier orden.


En las empresas no inscritas en el RECC, ¿la gestión administrativa de facturas recibidas sigue siendo automática?
Sí. En los procesos de alta de facturas el programa sugiere los datos habituales del proveedor, por lo que una vez adaptados a la situación de este, el proceso es automático. No obstante, considerando que la inscripción o no al RECC del proveedor puede cambiar cada año, es recomendable que, antes de grabar la factura, se añada a las comprobaciones la de aplicación correcta de la Clase de impuestos (en la propia factura figura si pertenece al RECC). Si la situación de pertenencia al RECC ha cambiado, desde la función de introducción de facturas se puede modificar la ficha del proveedor para adaptarla a la nueva circunstancia.


Las empresas que operan con IGIC (con establecimiento permanente en la Comunidad Canaria), ¿pueden disfrutar de todos los mecanismos dispuestos para el IVA?
Sí. La operativa del IGIC está contemplada en las aplicaciones de DATISA.


¿Se cumplen todas las obligaciones formales de nuevo Régimen especial del criterio de caja?
Sí. Los programas de DATISA generan los Libros de Registro de Facturas atendiendo a las nuevas especificaciones del Reglamento del Impuesto del Valor Añadido, indicando si la factura está sujeta al RECC y los datos de los cobros y pagos en su caso. También se pueden obtener automáticamente las declaraciones informativas 340 y 347, las autoliquidaciones de IVA 303 y 322, y las de IGIC 410, 411 y 420. No obstante, es conveniente considerar que antes de obtener estas declaraciones, además de las comprobaciones relativas a facturas, también habrá que revisar los cobros y los pagos de las facturas sujetas al RECC.


¿Se dispone de ayudas para efectuar comprobaciones relativas al nuevo Régimen Especial del Criterio de Caja?
Sí. Los programas efectúan comprobaciones para alertar de datos introducidos que no cumplan los requisitos lógicos. También se dispone de un listado que incluye las facturas pertenecientes al RECC que están pendientes de cobro o pago, con objeto de facilitar la verificación de su situación.


En la obtención de remesas de pago y de cobro ¿pueden englobar documentos de facturas pertenecientes y no pertenecientes al RECC?
Sí. No hay ninguna restricción en la gestión de las previsiones de cobros y de pagos, ni en las acciones de cobros y pagos, por el hecho de que correspondan o no a facturas inscritas en el RECC.