Cómo calcular el ROI de un ERP en el entorno de la alimentación

En los negocios de la industria alimentaria, como en cualquier otro entorno, la inversión en tecnología debe agilizar las operaciones. Y, por supuesto, incrementar los márgenes de  beneficios. El ERP óptimo debe proporcionar múltiples beneficios que van desde el aumento de la eficiencia hasta la optimización de la trazabilidad. Pero estos, realmente, no son objetivos finales, en sí mismos.

La idea es que, un ERP directa o indirectamente ayude a generar más beneficios. Y ese, sí es el verdadero propósito de la tecnología aplicada a la gestión de la industria alimentaria. Por eso es tan importante calcular el ROI de un ERP si operas en el entorno de la alimentación.

Según el Informe Anual de la Industria Alimentaria Española, en la UE esta industria representa la principal actividad manufacturera. Reporta un valor superior a los 1.205.000 M€ de cifra de
negocios, un 1,1% más que el año anterior. En España, el número de empresas de la industria de alimentación y bebidas asciende a 30.573, según los últimos datos del Directorio Central de Empresas del INE. Con estos datos te haces una idea de la relevancia del sector en el conjunto global de la economía.

Para cualquier empresa del entorno de la alimentación, invertir en un ERP debe proporcionar beneficios cuantificables. Beneficios que vayan desde el incremento de la eficiencia, hasta la habilitación de la automatización. O la mejora del conocimiento, vía datos abundantes y sólidos. Por supuesto, gestionar el negocio con un ERP también facilitará la toma de decisiones. Y ayudará a optimizar procesos concretos como la trazabilidad. Pero, estos, son solo algunos ejemplos de todo todo lo que el ERP puede aportar a la industria alimentaria.

Potenciar el ROI de un ERP

Sin embargo, para ser honestos, las empresas lo que quieren es generar más ingresos. O, mejor dicho, más beneficios. Y los negocios del entorno alimentario, no son ninguna excepción. Entonces, la pregunta, en todo caso es la siguiente: ¿tu software ERP proporciona el retorno de la inversión que tu negocio necesita? Es verdad que las empresas que ya operan con un ERP, en términos generales, reconocen su potencial como gestor de recursos financieros.

Sin embargo, no todas son capaces de cuantificar el ROI de un ERP. En el caso de una organización equipada con un sistema antiguo, existe un riesgo real de que el sistema deje de aportar el valor que se le presupone. Pero, hay otros riesgos asociados como la ralentización de los procesos, la ineficiencia, la falta de precisión. O, simplemente, la desaparición de la marca o del proveedor y todo lo que eso implica, tanto en la actualización de la solución como en la prestación de los servicios.

Si alguna vez te has preguntado cuál es el valor real que aporta un ERP a tu empresa alimentaria, sigue leyendo.

Calcula el ROI de un ERP

Determinar el coste acumulado por el uso y mantenimiento de tu ERP actual puede ser bastante complicado. Especialmente si lo has estado utilizando desde hace años. El mejor modo de empezar, y, probablemente, el más sencillo, es calculando los costes asociados a la solución durante su vida útil. En términos generales, una visión aproximada de esos costes puede incluir:

  • Licencia o tarifas de suscripción por uso (SaaS)
  • Implementación que incluye desde el asesoramiento o la consultoría previa hasta la implantación, propiamente dicha, y la formación.
  • Infraestructura, en caso de que tengas la solución en propiedad o alojada en los servidores de la empresa. De ser así, el desembolso habrá sido considerablemente más alto que si hubieras optado por una solución en la nube.
  • Formación para hacer que todos los usuarios se familiaricen con la solución y con la nueva manera de trabajar.
  • Actualización y mantenimiento si el ERP evoluciona -y debe hacerlo- a medida que se desarrolla la tecnología. En función de la modalidad en la que se utilice el sistema podrán, o no, existir estos costes.

Fórmula matemática para calcular el ROI de un ERP

Determinados los costes habrá que compararlos con el valor que el sistema ha proporcionado a lo largo de los años de “vida útil”. Y, aquí es donde las cosas empiezan a complicarse un poco más. Si tu empresa no ha buscado activamente el ahorro de coste ni las mejoras que proporciona el ERP, deberás analizar al detalle el historial de las operaciones. Es decir, poner en marcha una auditoría operativa para comparar el nivel de rendimiento, antes y después, de la utilización del ERP. En este recorrido habrá que tener en cuenta algunas cuestiones clave como:

  • Ahorro de tiempo y de recursos
  • Reducción de desperdicios y pérdidas
  • Eficiencia y rentabilidad de la producción y del almacén
  • Optimización de la cadena de suministro
  • Reducción de los costes operativos
  • Mejoras resultantes de la integración de los datos en toda la organización

Obviamente, la formulación de estos conceptos no es una ciencia exacta. Algunos de estos criterios son demasiado abstractos y, por tanto, poco objetivos. Entonces, cuántos más datos se tengan en cuenta para el análisis y, más tiempo se dedique a ello, más precisa será la información que obtengamos respecto al valor que aporta el ERP al negocio. Normalmente, se podrá calcular un porcentaje del ROI de un ER, utilizando un cálculo parecido a este:

ROI = [(Beneficio obtenido- Coste de la inversión) / Coste de la inversión] x 100%.

ROI de un ERP

Por supuesto, el ERP con funciones extra para la generación de informes o el análisis de los datos, BI o similar hará que los cálculos sobre el ROI sean más fáciles y más precisos.

En ERP que ofrezca más beneficios por la inversión

Después de analizar el valor que aporta a la empresa tu ERP, puede que sientas un poco de decepción. Si estás utilizando un sistema antiguo seguramente encontrarás que el ROI de un ERP fue alto al principio. Pero que, con el paso de los años, ha ido perdiendo fuerza. La industria alimentaria cambia rápidamente. En los últimos dos años, como consecuencia de la pandemia, los cambios se han acelerado.  Al igual que las demandas que impone el nuevo mercado y, en concreto, el nuevo consumidor. Contar con la tecnología adecuada ayudará a tu organización a enfrentarse a los grandes desafíos que están por venir.

Para calcular el ROI de tu ERP pon en marcha una auditoría operativa para comparar el nivel de rendimiento, antes y después, de su utilización Clic para tuitear

Sabiendo que los cambios en la industria alimentaria son disruptivos y que, a su vez, implican una profunda transformación de los negocios, quizá sea hora de valorar si tu sistema de gestión es el adecuado o no. Es decir, si tu negocio cuenta con la tecnología óptima para encarar los retos del día a día. Y, también, los retos del futuro. Puede que, encuentres razones más que suficientes para cambiar de ERP si:

Cuentas con un ERP alojado en tus servidores

Es posible que esta solución se quede pronto desfasada. Y que no sea sostenible en el tiempo. Quizá es hora de pensar en la nube o, en alguna solución híbrida.

Operas con un ERP vertical o personalizado

Las ventajas de este tipo de herramientas pueden haber sido grandes al principio. Pero, quizá sea importante poner el foco en una solución estándar, más abierta a la integración con otras aplicaciones. Un ERP que apueste por la gestión financiera, la optimización de los procesos comerciales y la rentabilidad del almacén. Un ERP con amplia cobertura funcional que de respuesta a las necesidades genéricas de cualquier negocio de la industria alimentaria.

El proveedor es pequeño

Su enfoque más local, quizá fue útil en algún momento, pero la globalización actual y la digitalización de la industria exigen otros servicios que no todos los proveedores pueden ofrecer. Por ejemplo, en el ámbito de la financiación. En este sentido, habrá que apostar por desarrolladores de plataformas potentes y con facilidades para el diseño de planes de financiación ad-hoc.

Calidad, trazabilidad, competitividad con el ERP de Datisa

Nuevas restricciones, normativas o estándares de calidad obligan a los actores de la industria alimentaria a ser cada vez más ágiles. Para hacer frente a estos cambios, deben dotarse de un software ERP integral, potente y ágil, capaz de seguir su evolución en un mercado en continuo cambio. Por lo tanto, gracias a sus múltiples funcionalidades y a los automatismos que genera, el ERP de Datisa, ayuda a las empresas a poner el foco en su negocio. Y, así, prestar el mejor servicio posible a sus clientes.

El boom digital y la integración de servicios digitales que mejoran el suministro y la logística ayudan también a responder favorablemente a los nuevos hábitos de consumo y distribución. Para aprovechar la eclosión digital y convertirla en una fuente de crecimiento real, las empresas alimentarias deben recurrir a soluciones de gestión escalables y que faciliten la integración. Implementar un ERP en modo SaaS parece ser la clave para completar con éxito su transición digital.

Si quieres saber más sobre cómo calcular el ROI de un ERP, contacta con nosotros.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario