Transformación digital: un camino que siguen recorriendo las pymes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Cuando leemos la prensa especializada en tecnología, o acudimos a conferencias sectoriales o al hablar con proveedores de TI, tarde o temprano acabamos hablando de Transformación Digital. Transformarse digitalmente, se dice, que es la única vía que tienen las empresas -grandes y pequeñas- para asegurar su competitividad. Sin embargo, algunas pymes siguen haciendo “oídos sordos” a esta recomendación.

Cuando leemos la prensa especializada en tecnología, o acudimos a conferencias sectoriales o al hablar con proveedores de TI, tarde o temprano acabamos hablando de Transformación Digital. Transformarse digitalmente, se dice, que es la única vía que tienen las empresas -grandes y pequeñas- para asegurar su competitividad. Sin embargo, algunas pymes siguen haciendo “oídos sordos” a esta recomendación.

Según lo veo yo, quizá sea porque la forma en la que se habla de transformación digital hace pensar en la necesidad de un cambio brusco o en la utilización de tecnología demasiado compleja. Y eso a las pymes, les asusta, por lo que tienen a pensar que lo digital no va con ellas.  Sin embargo, -sin saberlo siquiera- estas las pequeñas y medianas empresas, llevan inmersas muchos años en su particular transformación digital. Una transformación de la que el último hito es el paradigma Cloud. Esta nueva etapa, ofrece a las empresas la posibilidad de acceder a recursos TI, que antes solo estaban reservados para las compañías más potentes (por tamaño, por facturación, por presupuestos, …)

Lo cierto es que podríamos datar el inicio de la transformación digital junto al nacimiento de la informática, refiriéndose a la manera en la que se generan, almacenan e interrelacionan los datos. Desde que en la década de los ´70-´80 las empresas empezaron a informatizarse (implantación de aplicaciones, servidores…), no han dejado de transformarse digitalmente.  Por lo tanto, hablamos más bien de un proceso continuo que, de vez en cuando, se acelera por el surgimiento de tecnologías disruptivas. Internet en su momento, o Cloud ahora. La nube podemos decir que es la tercera ola de esa transformación y que, como en el caso de las anteriores, será asimilada, tarde o temprano, por el conjunto del ecosistema empresarial a nivel mundial. Y será así principalmente por dos motivos:

1.    Porque está al alcance de todo el mundo

2.    Porque los beneficios que aporta no se pueden desaprovechar.

El Cloud ha permitido la introducción del SaaS, un modelo que -como digo muchas veces- ha conseguido democratizar el acceso a la tecnología, también a los programas de gestión empresarial, gracias a un consumo inmediato vía web y con pagos mensuales, a modo de alquiler. Esto hace que las pymes puedan liberarse de la incertidumbre de desembolsar en bloque grandes cantidades de dinero en software y en la infraestructura vinculada al mismo.

No me resisto, así que, una vez más, resumo algunos de los principales atractivos del SaaS:

1.    Robustez tecnológica, consecuencia de la actual madurez del Cloud

2.    Capacidad de responder a los grandes retos que ha planteado la crisis al permitir inversiones en TI en un escenario de presupuestos muy ajustados.

3.    Facilidad para pagar y utilizar solo las herramientas que se necesitan. Por ejemplo, en el caso de un ERP, se pueden usar los módulos básicos de gestión y contabilidad e ir completándose paulatinamente (producción, TPV…), en función de las necesidades que vayan surgiendo.

4.    Elimina los recelos de las pymes para invertir en herramientas que, realmente necesitan para mantener su competitividad, como es el caso de los ERP.

5.    Ponen a disposición de las pymes, tecnología avanzada para integrar la gestión de sus distintas áreas en una única solución, sabiendo, de antemano, su coste y el impacto que tendrá en los presupuestos.

6.    Flexibilidad para aumentar o reducir los puestos de usuarios y los módulos contratados.

Sin duda alguna, soy fan del SaaS, ¿Y tú?

También te pueden interesar:

SaaSTransformación digital pymes
DIGITAL

Datisa

Datisa

Deja un comentario