Soluciones financieras para innovar en tiempos de crisis

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Si alguna vez tu negocio ha estado en una situación de estrés financiero -por decirlo suavemente- sabrás que lo primero en lo que uno piensa es en reducir los costes. Esta es una solución socorrida, lo no significa que sea LA solución ideal. Y, ni mucho menos la única solución posible. 

“Ajustarse el cinturón” es solo una opción entre las muchas que hay para encontrar una salida financiera que, además de ser creativa, sea eficiente. Para mí, lo mejor es practicar una nueva manera de crear valor, tanto para la organización como para los clientes. Esta creación de valor será, seguramente, la mejor garantía para generar rentabilidad. Y, con ello, no tener que recurrir a la búsqueda de soluciones financieras, muchas veces, a la desesperada.

Por eso, creo que es importante ser innovadores. Sí, como lo lees. La innovación también es posible en el entorno financiero. Si no eres mucho de números, seguro que estarás pensando que es imposible disfrutar haciendo cuadrar las cuentas, actualizando balances o “picando” asientos contables. Pero, tanto si este es tu caso, como si en tu casa te conocen como el loco de los números, deberías poner el foco en la recompensa. Es decir, en lo que tu negocio puede conseguir con una salud financiera óptima.

Se primero creativo y después financiero

Una empresa creativa lo es en cada una de las áreas que la componen. Sí. Insisto, también los financieros pueden ponerse creativos (siempre dentro de la legalidad vigente, claro…). La gestión financiera debe ser exacta, pulcra, exquisita y debe, además, permear a todas las capas que componen la organización. Este área nutre de información al resto para que tomen decisiones inteligentes. Y, sobre todo, realistas y rentables.

Por su parte, todas las áreas deben confluir en finanzas porque, a fin de cuentas, es el entorno financiero el que deberá determinar la viabilidad o no de cualquier operación, inversión o movimiento extraordinario. No se trata de “inventar la rueda” ni de hacer trucos que alteren los números. Estos son los que son: ingresos, gastos, beneficios, deudas, balances, créditos, inversiones, presupuestos, … Lo que sí se puede hacer es buscar nuevos enfoques que nos permitan encontrar soluciones diferentes a los problemas financieros de siempre.

Y, nuevos enfoques que permitan al negocio actuar conforme a unos criterios y unos protocolos concretos. Es decir, crear procedimientos y optimizarlos. Pero, para hacerlo, primero hay que planificar. Y, por supuesto, también hay que medir. Como sabrás, todo ello exige la presencia de mecanismos de control que permitan optimizar los procesos de principio a fin: ¿qué buscamos? ¿qué obtenemos? Esa es la clave. En finanzas el objetivo es, por regla general, y con todas las interpretaciones que admite esta afirmación, incrementar los beneficios y mantener la liquidez siempre sobre la línea de flotación.

Rentabiliza la tecnología

La innovación está relacionada con la tecnología. Pero, como ves, no solo. Por mucha tecnología que se implemente en el departamento financiero, este no será más creativo si lo único que hace es automatizar procesos manuales o poco eficientes. Innovar implica transformar, aplicando nuevas ideas. ¡Ojo! que automatizar procesos manuales ya supone una grandísima mejora. Seguro. Pero, innovar es ir más allá.

Entonces: si te estás planteando hacer cambios en el entorno financiero de tu negocio, lo primero que te recomendaría es que animaras a tu gente a salir de sus zonas de confort. Que busquen nuevas fórmulas de financiación, que piensen en cómo rentabilizar operaciones, clientes, productos, servicios, … No importa si son ideas descabelladas o si son brillantes. Lo importante es que estamos generando nuevas posibilidades, abriendo nuevas vías, buscando, como decía antes, nuevos enfoques.

Innovar en la gestión financiera es encontrar soluciones diferentes a los problemas financieros de siempre. Clic para tuitear

Ahora bien, la tecnología es un grandísimo aliado, incluso, para impulsar esa fase de generación de ideas. Si contamos con la tecnología adecuada podremos identificar qué procesos son los que funcionan bien y cuáles son los que están fallando; podremos determinar qué productos/servicios/clientes, son los más rentables o en qué parte del proceso de producción o de comercialización o, incluso, de facturación, se producen ineficiencias que generan pérdidas de tiempo, de recursos, de dinero, …

Analizar y tomar decisiones

El análisis financiero proporciona la información necesaria para mejorar los procesos ya sea contabilidad, cobros, pagos, facturación, etc. Pero, hacer un buen análisis no es sencillo. Mucho menos aún, si esos análisis -o la información que proporcionan- debe ser interpretada por profesionales no financieros. Es decir, al responsable comercial de poco le sirve el dato financiero si este no se acompaña de una explicación coherente y sencilla. A menos, que el informe financiero, en sí mismo, sea tan completo como intuitivo y práctico.

Por tanto, un área que permite amplio margen para la mejora es la que tiene que ver con la analítica. Aquí un ERP financiero tiene mucho que decir. Lo mismo que en el apartado de la planificación financiera. En realidad, para planificar antes has tenido que analizar para poder proyectar una imagen a futuro y tomar decisiones sobre datos concretos. Otro aspecto relevante sobre el que se puede aplicar innovación es el de la gestión de los riesgos.

Y, más concretamente, la gestión de los riesgos de liquidez y tesorería. En este sentido, convendría trabajar conforme a diferentes escenarios posibles y bascular de uno a otro, en función del grado de riesgo y/o complejidad que vayamos encontrando. Tener previstos varios escenarios, es quizá, una de las grandes lecciones que hemos aprendido con este gran Cisne Negro con el que nos hemos encontrado. COVID-19 nos ha enseñado que nada es estable. Y que, cualquier cosa puede cambiar, radicalmente, de la noche a la mañana. Por eso es recomendable tener previstas diferentes estrategias para poner en práctica conforme identifiquemos unas necesidades de liquidez u otras.

En definitiva, la innovación también está ligada -o debería estarlo- a la gestión financiera en el entorno pyme. Si quieres que tu negocio sea más eficiente, atrévete a romper las reglas. Eso sí, busca el apoyo de la tecnología adecuada para avanzar. Si todavía tienes dudas, contacta con nosotros. Seguro que encontramos la manera de ayudar a tu negocio a través de la tecnología.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario