Qué es la trazabilidad industrial

Qué es la trazabilidad industrial y cuáles son sus ventajas, más allá del cumplimiento legal. Eso es lo que quiero enseñarte en este artículo. Cuando hablamos de trazabilidad solemos poner el foco en la logística o la distribución interna. Pero, la trazabilidad industrial, en realidad, se aplica en toda la empresa. En este artículo, analizamos los principios de la trazabilidad en el entorno industrial: qué es la trazabilidad industrial, roles, etapas y usos. También ponemos el foco en los costes y en los beneficios que reporta para la industrialización del futuro.

Aunque no seas una gran empresa industrial, si llevas a cabo un proceso de envase o de ensamblaje, deberás tener en cuenta la trazabilidad industrial.  Te diré más: la trazabilidad de los productos industriales es más compleja que la que deben cumplir las empresas, puramente, comerciales. Porque, además de saber a qué clientes han vendido lotes concretos de sus producciones y en qué momento, deben solventar también la complejidad de la compra. Es decir, de la composición del producto en sí. O, lo que es lo mismo, rastrear todo el proceso de fabricación.

En este sentido, el informe de trazabilidad debe indicar a quién se ha vendido el producto y dónde. Y reflejar la composición en materias primas del producto en cuestión. Y, si, alguna de esas materias primas está sujeta, a su vez, a control de trazabilidad se debe indicar el lote y caducidad empleado en esa producción. A quién se ha comprado y en qué momento.

¿Qué es la trazabilidad industrial?

La trazabilidad es un sistema de identificación de productos o grupos de productos a lo largo de toda la cadena, especialmente justificado por razones de seguridad. Sin embargo, la información que se acumula puede ser utilizada también para otros fines.

Cualquiera que sea el sector industrial del que hablemos, es obligatorio aportar información sobre el origen y la procedencia de los productos que se fabrican y comercializan. Bajo la influencia de una doble evolución que combina la internacionalización de las operaciones empresariales y el desarrollo de la subcontratación, el control de la calidad final del producto depende de un número, cada vez mayor de actores industriales. Por lo que, llevar a cabo un sistema de trazabilidad completo y eficiente se hace, también, cada vez más difícil.

Cada componente, cada pieza de recambio o cada lote de materia prima debe ser rastreable. Es la manera de poder identificar el origen de problemas potenciales de calidad. Hacerlo, con las garantías necesarias de seguridad y fiabilidad, solo es posible si dispones de herramientas capaces de gestionar gran cantidad de datos. Datos que provienen de una compleja cadena de suministro. Y de un complejo control de existencias.

Desde el punto de vista normativo, la trazabilidad industrial proporciona la posibilidad de acceder a la historia, uso y composición de un producto. End to end. Es decir, desde su producción hasta su retirada del mercado o su destrucción. Es un activo empresarial clave porque recoge:

  1. El origen de materiales y piezas
  2. La historia de los procesos de fabricación del producto
  3. La distribución y ubicación de un producto concreto antes y después de la entrega

¿Qué es un «sistema de trazabilidad» de productos industriales?

Un sistema de trazabilidad, aplicable al entorno industrial, es un sistema integrado en una estructura de producción (empresa, estación de envasado, taller, instalación, colectivo, etc.) que permite rastrear una entidad elegida de antemano para controlar los riesgos potenciales y la calidad. A veces a posteriori. A veces a priori. Un sistema de trazabilidad permite mejorar el uso adecuado y la fiabilidad de la información. Y optimizar la eficiencia y rentabilidad de la empresa.

Debe cumplir cuatro requisitos clave.

  • Identificar los productos: seguimiento por lotes y caducidades.
  • Gestionar los vínculos entre las operaciones realizadas por lotes y caducidades.
  • Registrar los datos: determinar previamente la información que se va a registrar.
  • Comunicar: asociar un flujo de información con el flujo de productos.

El sistema de trazabilidad industrial está diseñado para:

  1. Garantizar el seguimiento en tiempo real de las actividades y los flujos que las relacionan
  2. Poner de manifiesto, lo antes posible, los problemas que puedan surgir durante cualquier proceso. La idea es actuar en el menor tiempo posible. Y minimizar las posibles consecuencias negativas
  3. Representar las actividades (y los flujos que vinculan estas actividades) que componen un proceso a través de la modelización sistemática. De esta manera se podrá describir, fácilmente, el funcionamiento de la organización en términos concretos. Y actuar en consecuencia.

Ejes de los procedimientos de trazabilidad:

Trazabilidad ascendente

Agrupa todos los procedimientos aplicados antes de que un actor participe en la cadena de producción. Permite identificar a todos los proveedores y materias primas.

Trazabilidad posterior

Agrupa todos los procedimientos aplicados una vez terminado el producto y entregado a un tercero.

Trazabilidad interna

Agrupa toda la información relativa a las etapas realizadas entre la entrega de las materias primas y la fabricación del producto acabado.

Procedimientos de retirada/recuperación

Se deben definir claramente en caso de que se detecte un producto no conforme en el mercado. Su objetivo es garantizar la seguridad de los consumidores retirando rápidamente los lotes o productos del mercado tras detectarse un caso de no conformidad.

Llegados a este punto, te recomiendo que veas este vídeo de Pablo Couso en el que se explica claramente lo que es la trazabilidad industrial.

Ventajas de la trazabilidad industrial

Un buen proceso de trazabilidad muestra la capacidad de una empresa para seguir todo el proceso de fabricación y distribución de un producto desde el suministro de materias primas hasta el consumo. En este entorno económico cada vez más competitivo, la trazabilidad es más importante que nunca. Más aún cuando vemos numerosos ejemplos de empresas que aparecen en los titulares de prensa por problemas de contaminación o mal funcionamiento de sus productos. Este es el peor escenario posible para una empresa porque afecta a sus ingresos, a los costes que supone la retirada de determinados lotes de su producto del mercado, y, por supuesto, a su reputación corporativa.

Nunca ha habido más demanda de transparencia en cada parte de la cadena de suministro. De forma que, la trazabilidad se ve, cada vez más, también como una oportunidad para la diferenciación. Sin embargo, tener procesos de trazabilidad efectivos requiere mucho más que actualizar un proceso de auditoría. La trazabilidad tiene que ver con la confianza, la reputación, la eficiencia, la seguridad, la innovación, la calidad, la ética y la gestión de riesgos.

Independientemente del tipo de fabricación en el que se encuentre, la trazabilidad eficaz de los lotes es rentable y tranquilizadora para la cadena de suministro en general. Así que, está claro que aplicar la trazabilidad no solo es obligatorio, en términos de cumplimiento normativo. También es clave porque proporciona mayor seguridad a los consumidores. Aquí tienes algunas otras ventajas de la trazabilidad de productos industriales.

Imagen y reputación de marca

La trazabilidad de procesos y productos industriales es un activo fundamental para mejorar la imagen y reputación de la marca. Para los consumidores, la posibilidad de conocer el origen de los productos que compran y consumen es fundamental. La trazabilidad condiciona la elección de muchos consumidores, especialmente, en la industria alimentaria o sanitaria. Para incrementar su notoriedad entre los clientes, las empresas apuestan por describir, minuciosamente, las diferentes etapas de producción, procesamiento y distribución del producto. Es decir, que lo hacen, cumpliendo la normativa al respecto, pero, dan un paso más allá para proporcionar transparencia y valor diferencial al mercado.

Monitorización, calidad y eficiencia en la producción

La trazabilidad industrial es importante para garantizar el seguimiento adecuado de cualquier proceso, especialmente de los procesos de producción. En cualquier industria, la trazabilidad de los procesos y productos de fabricación ayuda a controlar y evaluar el estado de las diferentes materias primas que componen el bien final. Ya sean piezas, ingredientes o cualquier otro componente, es importante conocer su estado y composición, su ciclo de vida y mantenimiento, entre otras cosas.

Cualquier error en el proceso de seguimiento implica un riesgo considerable. Mientras que un proceso de trazabilidad sin “cortes” garantiza la calidad y la eficiencia de los procesos de producción. Genera una base de confiabilidad para llevar a cabo análisis predictivos. Y, ajustar así, los procesos de producción.

Confiabilidad y capacidad de respuesta

La rapidez y la eficacia con la que un fabricante puede rastrear el problema y tomar el control de la situación es crucial. Esa respuesta inicial es lo que más se recuerda, especialmente si las personas han estado en riesgo. Y lo que se dice en esas primeras horas importantes después de que ocurre un problema depende completamente de los procesos de trazabilidad. Así como del soporte implementado. Esto será clave para encontrar respuestas a las preguntas urgentes que se plantean.

Lo ideal es un sistema automatizado ‘de principio a fin” que abarque toda la cadena de suministro y contenga toda la información relacionada con el producto. Información que permita desglosar sus componentes y fuentes. Un ERP con funcionalidad de trazabilidad hará que sea fácil profundizar inmediatamente en el dato. Y descubrir de dónde provienen los componentes concretos, dónde terminaron y quién otorgó la aprobación o la aceptación en cada etapa.

Ahorro de tiempo y procesos más eficientes

Apoyar la trazabilidad en la tecnología, hará que la organización funcione de manera más ágil e inteligente. Los costes directos que conlleva el reembolso a los clientes, la reparación de problemas o la producción de productos de sustitución, merman los márgenes de beneficio. Al contar con un proceso de trazabilidad, automatizado y en tiempo real, se pueden mitigar los costes que implica tener que atajar un problema. En un entorno económicamente convulso la trazabilidad, bien planteada, puede cambiar las reglas del juego.

Actualizar la información en tiempo real y hacerla accesible a las partes implicadas facilitará la trazabilidad sin interceder negativamente en la producción.

Integrar la trazabilidad al sistema de gestión ERP

Los procesos que se ponen en marcha en el sistema de producción de una empresa son procesos orgánicos. Es decir, que, conviven, en el plano real, de forma orgánica con el resto de las actividades de la empresa. Cuando se introduce esto dentro del ERP, lo que hacemos es dotar de una mayor capacidad orgánica al sistema de gestión en el que se apoya la empresa.

Esto es crítico porque ayuda a reducir los costes a la hora de integrar los procesos. En especial el coste asociado a la propia integración. En este sentido, podemos señalar dos modelos de integrar el sistema de producción con el ERP de un fabricante.

  1. Introducir un estándar del propio fabricante
  2. Introducir un sistema vertical, especializado en producción

En todo caso, la integración es la nueva frontera del software. Cada década tiene sus nuevos retos. Hace apenas un lustro, parecía que el reto era la nube, el cloud. Hoy, sin duda, el gran reto en la pyme es la integración.

En definitiva, volviendo al tema central de la trazabilidad industrial, puedes quedarte con estas tres ideas importantes:

  1. La trazabilidad debe permitir actuar rápida y eficazmente ante cualquier problema que pueda surgir en la producción y comercialización de los productos.
  2. Hay que definir e identificar adecuadamente las agrupaciones de productos.
  3. En el proceso de trazabilidad hay que incluir todos los elementos de la cadena. Cualquier corte en la cadena, deriva en la ineficiencia del sistema.

Si quieres saber más sobre este tema, contacta con nosotros. Te ayudaremos a resolver todas tus dudas.

Datisa

Datisa

Deja un comentario