Cinco razones por las que apostar por la integración de ERP y comercio electrónico en 2021

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Como bien sabes, el comercio electrónico crece como la espuma. En 2019 este mercado ya presentaba un crecimiento importante, acelerado en este 2020, como consecuencia de la pandemia mundial. En 2021 se espera que el comercio electrónico, ya sea B2B o B2C alcance cifras astronómicas. Una de las estrategias que impulsarán el éxito en el mundo de las ventas online de cara al próximo año será la integración del ERP con las plataformas de comercio electrónico. ¿Quieres saber por qué?

La llegada de diciembre es el pistoletazo de salida de las compras navideñas. No voy a caer en el tópico de decir que serán unas Navidades atípicas, porque eso ya lo sabemos todos. Ni tampoco me recrearé en la importancia de incentivar el comercio de proximidad. Ni siquiera, me pararé a explicar cómo se han impulsado los negocios digitales entre organizaciones, bueno, ya sabes, el B2B, durante la pandemia, porque de todo ello estamos casi saturados.

Pero es cierto que las Navidades son como una especie de excusa para gastar, consumir, comprar y, en cierto modo, este año, más que nunca, apartar un poco la mirada y el pensamiento, de una situación sanitaria que nos agota y preocupa a partes iguales. Pero, somos un país, una sociedad, diría yo, capaz de adaptarse a las circunstancias, muchas veces, a base de ingenio y resistencia que es lo que han hecho muchas pymes durante los últimos meses. Agudizar el ingenio y resistir.

Y, aunque, es una actitud que ayuda a enfrentar situaciones adversas, lo cierto es que el ingenio es solo un recurso de urgencia, pero no sirve para planificar o proyectar a futuro ni el funcionamiento, ni la estabilidad, ni el crecimiento de una organización. Por eso, prefiero proponer, con argumentos sólidos, la integración de dos aplicativos estratégicos para optimizar las ventas online y, por supuesto, los negocios B2B.

Ni silos de información, ni datos repetidos, solo procesos eficientes, backoffice optimizado y experiencia de cliente mejorada, esas son las ventajas de integrar ERP y comercio electrónico Clic para tuitear

Entonces, la pregunta clave es ¿por qué es importante impulsar la integración entre soluciones ERP y plataformas e-commerce? Se me ocurren las siguientes respuestas:

FUERA LOS SILOS DE INFORMACIÓN

Las organizaciones más eficientes son las que basan su operativa y, sobre todo, sus decisiones, en datos. Información precisa, actualizada, contextualizada, relevante. Información a la que se puede acceder de manera sencilla y segura porque está almacenada en un repositorio central y no dispersa en diferentes ubicaciones o aplicaciones, formando los temidos silos de datos. La información debe fluir a lo largo de toda la arquitectura para facilitar la toma de decisiones. También para que sea más fácil la generación de informes.

EXPERIENCIA DE CLIENTE MEJORADA

Mejorar la experiencia del cliente es lo que definirá el éxito del comercio electrónico de cara a 2021. Lo tengo claro. Todas las miradas estarán puestas en el cliente y en cómo proporcionar un servicio y una atención personalizada y mejorada. Si los datos fluyen y la comunicación entre comercio electrónico y ERP es optima todo funcionará a la perfección, -pedidos, compras, almacén, envío, …- y el cliente, indudablemente, lo percibirá.

La experiencia del cliente será un elemento diferenciador, por encima, incluso, del precio. Hoy, muchos consumidores están dispuestos a pagar más, si la atención que se recibe es excelente. Integrar ERP y comercio electrónico apunta hacia esa mejora en la experiencia de cliente por varios motivos:

  • Proporciona una visión 360º
  • Ofrece información y/o servicio en tiempo real
  • Informa sobre disponibilidad de stock, estimaciones de envío, estado de situación de los pedidos, …
  • Ponen al cliente en el centro y le dota de la capacidad de decidir sobre cuándo, cómo y dónde quiere comprar o interactuar con los proveedores.

BACK OFFICE EFICIENTADO

Para empezar, la integración de ERP y comercio electrónico permite a los clientes hacer ellos mismos sus pedidos. Sin que intervenga ningún empleado. Eso hace que queden liberados recursos humanos que pueden dedicarse a incrementar las ventas o a proporcionar más y mejor servicio. Es decir, a sumar valor adicional.

Por otro lado, los pedidos, o, mejor dicho, la información, fluye de manera automática de un sistema a otro. Y eso hace que no haya que introducir los datos varias veces, ni actualizarlos. El sistema lo hace solo. De forma automática, inmediata y segura.

Además, cuando se completa el pedido y la información sobre el envío fluye desde el ERP a la plataforma de ecommerce, los clientes obtienen la experiencia de autoservicio que buscan. Pueden iniciar sesión en su cuenta y comprobar el estado de su pedido, sin necesidad de que intervenga nadie al otro lado del teléfono o del mail.

Otro dato más en el apartado del back office que me parece relevante. Cuando la función empresarial está compartimentada, es decir, cuando cada entorno tiene establecidas sus propias reglas, procesos y operaciones, lo cierto es que, aunque, por separado todo parezca que funciona, en conjunto, la organización no será eficiente. Será difícil comunicar y colaborar, mientras que la integración proporciona un sistema cohesionado en toda la empresa y consolida una cultura corporativa unificada y sin fisuras.

AUTOMATIZACIÓN DE LA FACTURACIÓN

Integrar el ERP con las plataformas de comercio electrónico permite automatizar las tareas contables. La información sobre los pedidos que se hacen desde la web fluye al ERP desde donde se remite al almacén, se generan los tickets o albaranes y las listas de envío, se generan las facturas y se registra el pago automáticamente. ¡Eso es automatizar tu facturación! Si las dos plataformas -ERP y comercio electrónico- están integradas la facturación y los pagos además serán más sencillos de contabilizar porque el proceso será automático.

NI DATOS REPETIDOS NI ERRORES

Cuantas menos veces se introduzca el mismo datos, menos posibilidades de equivocarse. Transferir los datos del pedido ingresados ​​por el cliente desde la plataforma de comercio electrónico al ERP aumenta la precisión y disminuyen los errores en la tramitación de los pedidos. La disminución de errores nos permite ahorrar tiempo y dinero. Siempre que se pueda reducir la posibilidad de error humano, todos saldrán ganando.

La integración también reduce la redundancia de datos. En lugar de introducir y almacenar datos duplicados en múltiples ubicaciones, los datos se pueden introducir una vez y luego fluir a cualquier otro entorno en el que se requiera.

Seguro que a ti se te ocurren otros muchos argumentos igualmente válidos. Compártelos con nosotros. Nos gustaría conocer tu opinión. También puedes contactarnos aquí estaremos encantados de ayudarte.

 

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario