• 902 328 472
  • info@datisa.es

Claves con las que Datisa ha conseguido implementar el teletrabajo en el 100% de su plantilla.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Isabel Pomar, CEO de Datisa, cuenta la experiencia de su compañía para impulsar el teletrabajo de la noche a la mañana. En realidad, el cambio solo implicó, explica, la ampliación de algunas de las medidas ya puestas en marcha como parte del proceso de transformación emprendido por la firma hace dos años. Dos tercios de la plantilla ya estaban preparados para operar en remoto, de hecho, practicaban con regularidad esta fórmula de trabajo, mientras que el tercio restante, participaba de la cultura corporativa, aunque aún no habían puesto en marcha medidas de este tipo.

Dotar a la compañía de la cultura necesaria para asumir que los cambios son una constante, fue clave para que Datisa pudiera activar sus modelos de trabajo en remoto en apenas 24 horas. La compañía, inmersa en su proceso de transformación digital y, más aún, en su proceso de transformación cultural, disponía de las herramientas oportunas y, sobre todo, de la confianza necesaria para superar el reto.

En Datisa se opera bajo modelos de gestión flexibles y ágiles que confieren a la organización una estructura elástica, colaborativa y transparente. El objetivo de la compañía cuando inició su proceso transformador apuntaba a la implementación de medidas concretas, “palpables”, medibles, que permitieran tangibilizar el cambio. En este sentido, los responsables de la firma consensuaron una serie de medidas orientadas a dotar de una mayor elasticidad y autonomía a sus equipos. Medidas que ahora han hecho posible que el 100% de la plantilla pudiera operar en remoto en apenas 24 horas.

Isabel Pomar, CEO de Datisa, dice que “en 2019 iniciamos nuestro particular proceso de cambio. Un proceso que nos ha llevado a implementar nuevos modelos de gestión, pero también, un cambio cultural agile que nos permitiera ser más flexibles y trabajar de forma más transversal en equipo. Hemos apostado por la colaboración y el intercambio fluido de información y hemos buscado fórmulas que dotaran de más autonomía a nuestros equipos”.

Algunas de las medidas puestas en marcha por la firma española de ERP para pymes que han ayudado a impulsar su cambio cultural son las siguientes:

  • Modelos híbridos de trabajo. De forma escalonada se fueron introduciendo modelos de teletrabajo en diferentes áreas de la organización. De forma que, entornos como recursos humanos, comercial y marketing o desarrollo ya operaban en remoto varios días a la semana. Por lo que, ampliar el teletrabajo en estos entornos en los que ya se practicaba habitualmente, ha sido sencillo.

En otras áreas como Administración y Atención al Usuario a las que todavía no había llegado el cambio, fue en las que se puso el foco para facilitar el proceso. Como dice Isabel Pomar, “la cultura ya la tenían y las herramientas necesarias, sólo necesitábamos ponernos en marcha. Es decir, el último paso que es, a la postre, el más sencillo. Hemos conseguido garantizar el servicio a nuestros usuarios y que no noten la diferencia”.

  • Líderes y equipos FACILITADORES. Esa fue, desde el principio, una de las claves del cambio de Datisa. El cambio en la cultura de la organización se diseñó como fórmula para transitar en un entorno en el que se necesitan modelos elásticos no solo de gestión, sino de prestación de servicio, de atención, etc. La idea era dotar de mayor autonomía a todos los equipos e implementar fórmulas de trabajo facilitadoras.

“Queríamos líderes que facilitaran, para eso activamos nuevas metodologías que favorecieran la transparencia y el trabajo en equipo, y que pusieran a las personas en el centro de nuestra organización. Y, sorprendentemente descubrimos que la tecnología y estos nuevos modelos de gestión nos permitían estar más cerca unos de otros y participar más activamente del trabajo de todos”. Datisa es, hoy por hoy, una empresa facilitadora, algo que el ecosistema pyme valora en positivo, más aún, en situaciones adversas como las que vivimos.

  • Tecnología en la nube. Es la base para implementar cualquier actividad en remoto. En este sentido, la compañía trabaja con soluciones tecnológicas que permiten de manera sencilla, segura y rápida las conexiones en remoto. Se trata de implementaciones que ya eran la “norma” en la compañía y que permitieron dar forma a la política de cambio diseñada por la organización.

Isabel Pomar explica que, “una vez diseñadas nuestras políticas y definidas nuestras rutas teníamos claro que la tecnología debía prestar el soporte necesario. Un soporte que debía cumplir una serie de requisitos imprescindibles: seguridad, facilidad de uso y velocidad. Es decir, los mismos que aportan las soluciones de gestión que desarrollamos y comercializamos para el entorno pyme”.

En definitiva, desde Datisa se insiste en que las medidas que venían adoptando como parte de su proceso de transformación han proporcionado la capacidad de reacción necesaria. Pero, sobre todo, han construido el eje estratégico sobre el que la compañía seguirá impulsando diferentes medidas de conciliación y personalización, primero para impulsar la productividad -gente contenta y motivada presenta mejores ratios de rendimiento- y, segundo, para acceder a fuentes de talento que valoran otro tipo de beneficios adicionales diferentes a los económicos.

 

Contacta con nuestro gabinete de prensa

Datisa

Datisa

Deja un comentario