ERP para pymes y competencias digitales, las claves del impulso digital para estas empresas

ERP para pymes y competencias digitales son dos de las principales claves para impulsar la transformación en las pequeñas y medianas empresas. ERP para pymes como parte de las herramientas digitales necesarias para agilizar y hacer más eficiente la gestión de procesos. También, para dotar de inteligencia al negocio. Y, competencias digitales, para impulsar la recuperación económica, facilitar la empleabilidad y aumentar la productividad, eliminando brechas sociales o territoriales.

Acceder, clasificar y analizar el volumen de datos con el que operan las pymes es una de las principales funciones del ERP. La idea es maximizar el valor de la información que aportan esos datos. Y, con ello, dotar de un conocimiento más profundo del negocio a todos los miembros de la organización. Hablamos de un conocimiento transversal, global. Es un conocimiento que sale de las áreas específicas del negocio e impulsa la colaboración entre departamentos y la toma de decisiones en tiempo real.

La competitividad de las pequeñas y medianas empresas depende -y, mucho- de su capacidad de implementar una gestión inteligente de procesos integrados. El ERP para pymes ha pasado de ser un revulsivo, a convertirse en una necesidad para implementar la gestión basada en datos. Una gestión en la que la toma de decisiones se realice conforme a la información disponible. Y no tanto atendiendo a la intuición o el olfato para los negocios.

Averigua cómo extraer el máximo conocimiento posible de la información que almacenan y gestionan las soluciones digitales. Clic para tuitear

Pero, además del ERP para pymes, últimamente, las organizaciones están poniendo el foco en las habilidades digitales. Es decir, en la capacidad de su fuerza laboral, no solo para utilizar las herramientas digitales a su alcance, sino para optimizar su uso. La idea es extraer el máximo conocimiento posible de la información que almacenan y gestionan las soluciones digitales. Y, no solo agilizar, imprimir velocidad o, mejorar la operativa del día a día. La clave: utilizar la tecnología para diseñar estrategias que permitan a las empresas destacar entre la competencia, aportar valor diferencial o tomar decisiones inteligentes. Y, eso, solo es posible, si las personas que usan la tecnología disponen de las habilidades digitales adecuadas para maximizar su potencial.

Entonces, primero, si buscas un ERP para pymes te recomiendo descargar gratis la “Guía para elegir ERP”. Y, si lo que quieres saber es cómo capacitar en habilidades digitales a los diferentes colectivos de tu negocio échale un vistazo a este Libro Blanco de AMETIC.

ERP para pymes: ventajas más allá de la automatización

Yo soy fan de la simplicidad. Para mí, cuánto más fácil, mejor. Todo, obviamente, admite matices. Pero, en tecnología, personalmente, me gusta lo sencillo. La tecnología intuitiva. Hablo -claro- como usuario. Esta máxima la extiendo también al ámbito de la gestión. De manera que, si puedo automatizar tareas, incluso procesos, lo haré, pensando, no solo en la velocidad, también en la seguridad y, en la FACILIDAD. Y, por lo tanto, utilizaré para ello un ERP que también me lo ponga fácil.

Ahora bien, más allá de la automatización y de la simplificación que imprime en la gestión del negocio, un ERP proporciona ventajas aún mayores.

Mejora la eficiencia

Más tareas en menos tiempo impacta positivamente en la productividad. Pero, también, al tener la información más y mejor organizada, mejoran los tiempos de respuesta, se minimiza el margen de error, se reducen los costes relacionados, con el tiempo de espera, y, en general, se mejora la calidad del servicio interno y externo. En el ámbito de la eficiencia es importante señalar también la importancia de la integración de la información. Una organización es más eficiente cuando todos tienen acceso a la misma información y pueden utilizarla para diferentes fines departamentales.

Aumenta el conocimiento

Hacer que una organización sea más eficiente es solo una parte de la ecuación. La idea es que también sea más inteligente. Y eso solo es posible si los datos que maneja son consistentes, veraces, reales. Si el acceso a la información que proporcionan es sencillo, a la vez que seguro. Si hablamos de datos que se actualizan en tiempo real. Y, si ofrecen esa profundidad necesaria para la toma de decisiones inteligente. Es decir, si hablamos de datos contextualizados, que, de verdad, aportan el conocimiento que necesita el negocio.

Optimiza la competitividad

Es lógico, claro. Si mejoras la eficiencia y el conocimiento, mejorarás también la competitividad del negocio. Si accedes a más información de manera sencilla y si tienes siempre a tu disposición el dato que necesitas, será más fácil, optimizar la gestión del día a día, pero, también planificar de cara al futuro. Por otro lado, si automatizas los procesos y disminuyes los costes, el impacto sobre la mejora de la competitividad, también es evidente, ¿no crees?

Proporciona control

Todos los datos que se reciben al día en tiempo real se pueden analizar. Cruzar la información que proporcionan las distintas áreas del negocio aporta un conocimiento más amplio. Y, a la vez, permite tener un mayor control sobre el impacto que tienen las decisiones que se toman. Un ERP para pymes imprime autonomía a cada área de la organización, pero sin perder un ápice de control sobre su gestión. O más bien, proporcionando los indicativos clave -KPI- para ejercer un control positivo sobre la toma de decisiones. Dicho de otra manera: permite analizar aciertos e identificar errores. Y, con todo, actuar en consecuencia.

 

Competencias digitales y recuperación económica

La patronal AMETIC ha presentado un trabajo muy completo sobre cómo capacitar en habilidades digitales a los diferentes colectivos sociales. El objetivo -dicen- es formar a todas las personas en este tipo de habilidades para impulsar la recuperación económica. Se hará creando empleos de calidad, reduciendo el desempleo, aumentando la productividad y eliminando las brechas de género, social y territorial.

Este Libro Blanco de AMETIC completa el Plan Nacional de Competencias Digitales del Gobierno. Y, es, en realidad, una hoja de ruta para la formación en habilidades digitales, la digitalización de empresas, AAPP, pymes, jóvenes, docentes, ciudadanía, etc.

La propuesta de AMETIC establece los ejes de actuación y las medidas a implementar a través de 10 líneas de trabajo. Cada una de estas líneas busca la dotación y el refuerzo de las capacidades digitales de la sociedad española en su conjunto. Pero, también, de los diferentes sectores, diferenciando estrategias con programas de formación orientadas a desarrollar y adquirir tanto hard skills como soft skills.

 

Las prioridades de AMETIC se centran en la empleabilidad para todos los niveles corporativos: directivos, mandos intermedios, jóvenes y AAPP. Por supuesto, también pone el acento en actuaciones específicas orientadas a la mujer en todos estos colectivos.

Brecha de digitalización en las pymes

Una de las líneas de trabajo que marca AMETIC en su Libro Blanco, va encaminada al abordaje de la brecha de digitalización de las pymes. Las consecuencias de la pandemia han impactado gravemente -dicen en AMETIC- en la base económica de las pymes españolas.  Solo aquellos comercios que se han adaptado rápidamente a los desafíos actuales, con servicios en remoto -alimentación y hogar- han salido reforzados. La digitalización del pequeño comercio no es nada novedoso. Más bien, la pandemia ha acelerado un proceso que ya se había iniciado tiempo atrás.

En este sentido, la línea de actuación que propone AMETIC desarrolla soluciones en clave digital, con base tecnológica para impulsar la transformación de las pymes. Eso sí, habla de cambios con impacto a corto y medio plazo. El objetivo es atender las necesidades urgentes de las pymes derivadas de la digitalización y la crisis económica tras el impacto COVID.

La Persiana Digital es el proyecto en el que se enmarcan las soluciones digitales que AMETIC incluye en esta línea de trabajo. La meta de esta propuesta se centra en la formación digital de estas organizaciones fundamentada sobre 4 pilares: herramientas, acompañamiento de “socorristas” digitales, web y contenidos digitales y campaña de comunicación que combine canales online y offline.

En todo caso, la conclusión es que, para seguir siendo competitivas, las pymes deberán desarrollar capacidades digitales en:

  • eCommerce
  • Cultura del dato
  • Cloud
  • Posicionamiento en buscadores
  • Google My Business
  • Comunicación e Interacción (Email marketing, RRSS, Whatsapp for Business)
  • Entregas, Last mile delivery
  • Pagos
  • Fidelización de clientes

Por lo tanto, mucho camino aún por recorrer. ¿Quieres que lo recorramos juntos? Contacta con nosotros y te mostraremos cómo podemos ayudarte en tu carrera hacia la digitalización inteligente de tu negocio.

Si necesitas ayuda contacta con nosotros.

Datisa

Datisa

Deja un comentario