España dice sí al cloud

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“Las nubes ya no simbolizan ese espacio etéreo que nos aleja de la realidad. Hoy la nube nos acerca más que nunca al entorno”

La consultora IDC acaba de hacer público el Informe Construir una Cloud híbrida: la TI como servicio, en el que se afirma que el 80% de las organizaciones a nivel mundial tiene previsto desarrollar una estrategia Cloud en 2017. Centrándose en la situación en Españashutterstock_174206105, el mismo informe dice que el nuestro, es el país europeo que mayor proporción de ahorro de costes ha experimentado en sus implementaciones cloud (de media un 15% aunque algunas llegan a superar el 50%).

Ciertamente son cifras que sorprenden porque en el imaginario colectivo, la idea que tenemos dista un poco de lo que muestra el informe. Quiero decir, que aunque se habla mucho de la nube, en todos los sentidos y desde todos los agentes que componen el mercado (proveedores tecnológicos, consumidores de TI, Administración, etc…) parece que sigue habiendo ciertas reticencias a la hora de migrar aplicaciones, sistemas, datos, en general.

No sé si es tanto un freno marcado por el miedo a dejar en manos de terceros información de alto voltaje –no debería ser así, pues en las múltiples opciones que ofrece la nube, privada, pública, o híbrida, pudiera estar la misma solución, o por la sensación de pérdida de control que transmite el tener los datos, por ahí, en la entelequia que conforma el ciberespacio. Sea por lo que sea, el cloud computing es hoy por hoy, protagonista dentro del proceso de transformación digital que viven empresas, instituciones y sociedad en general.

El futuro está en las nubes

Por lo tanto, nos guste o no, en pocos años, todo flotará en las nubes por lo que, aceptar e impulsar el cambio debe convertirse en aspecto prioritario en el ámbito de los negocios. Así pues y, en opinión de los expertos de IDC, el alto nivel de comprensión de cloud prepara el camino para la transformación en los departamentos de TI que va a tener lugar a medida que la adopción del cloud se generalice. Y yo, añado además, que esa transformación no será coto exclusivo de las áreas de tecnología sino que deberá ser permeable al resto de los departamentos y convertirse en un aspecto más de negocio, que tecnológico.

Dicho esto, me shutterstock_209058859quedo con la idea de que España es el país europeo que más valora el papel del cloud como habilitador de la innovación para el negocio. Estos resultados ponen de manifiesto un conocimiento elevado en el mercado español de las implicaciones estratégicas del cloud para el negocio, más allá de los ahorros de costes. Estará surtiendo efecto nuestro papel evangelizador? Me imagino que será eso, sumado a otro montón de componentes adicionales que están consiguiendo, quizá no con la velocidad que hubiera sido deseada, convencer a las empresas, también a las pequeñas y medianas, de que la nube además de ser una gran habilitadora y/o dispensadora de tecnología, a precios más que competitivos, garantiza la seguridad que otros sistemas desean. No quiero decir que la nube sea invulnerable, porque sería mentir. De hecho, en el ciberespacio todos estamos expuestos, pero sí es destacable su nivel de seguridad respecto a otros modelos.

El ahorro de costes sigue siendo el argumento de mayor peso entre las empresas españolas que se dejan seducir por el cloud, pero también hablan de éste como un soporte óptimo para la estrategia de negocio, o para impulsar la innovación o para aumentar la eficiencia de negocio.

El entorno de las plataformas de gestión empresarial también está notando esa confianza en las soluciones cloud. De hecho, la demanda de este tipo de aplicativos ERP soportados bajo el paraguas del cloud empiezan a desequilibrar la balanza en detrimento de las soluciones de toda la vida. No queda otra, renovarse o morir. Larga vida al cloud.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario