• 902 328 472
  • info@datisa.es

Beneficios de un software de facturación para restaurantes

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
La agilidad, la velocidad, el ahorro de costes, la transparencia, todas estas cuestiones son estratégicas en los negocios de la era digital. Podemos sumar algunos otros detalles como la eficiencia o el servicio o la atención al cliente y todavía parecería que hablamos solo de los negocios, así, en general. Sin embargo, aterrizando estos conceptos a la práctica real de entornos concretos, por ejemplo, al de la restauración, encontramos algunas pistas que nos dirigen a la tecnología -también a las personas- como elemento focal para hacer realidad estas cuestiones, manteniendo a raya los costes.

Gestionar un restaurante, como gestionar cualquier otro tipo de negocio, no es una tarea sencilla. Más bien, implica una complejidad que, los profanos no alcanzamos a entender, pues vemos al restaurante como parte de nuestro tiempo y espacio de ocio. Sin embargo, como digo, dirigir, gestionar o administrar un restaurante implica, no solo, el conocimiento y la energía suficientes como para lidiar con la ejecución de diversas tareas al mismo tiempo, con la dirección de un equipo humano con las complejidades que ello supone y, por supuesto, disponer de la tecnología adecuada para manejar todos los procesos que intervienen tanto de cara al cliente como de puertas para adentro.

Es precisamente en esta parte, en el backoffice donde quiero poner el foco porque, aunque dispongamos de la mejor actitud posible para tratar con el cliente, si, todo lo que tiene que funcionar detrás, en la trastienda, no funciona -hablo de almacén, de facturas, de contabilidad, de pedidos, etc.- los días del restaurante estarán contados.

Entonces, hay algunas cuestiones básicas que se me ocurren para entender el papel que desempeña la tecnología, en concreto, un software de facturación para restaurantes, en la buena marcha del negocio.

Actualiza, digitaliza y ordena

Apuntar con lápiz y papel las comandas, no solo es que no se lleve, sino que provoca una imagen casi arcaica. No, artesanal. Arcaica. Son conceptos bien distintos. Estamos en la era digital. Seguramente, tú en tu trabajo estás continuamente escuchando e implementando incluso, estrategias que tienen que ver con el cambio y con la adaptación al cambio. Datos, información, analíticas, … todo eso que, para tu entorno te resulta tan familiar, lo es también para un restaurante. ¿O, acaso piensas que un establecimiento de este tipo no tiene que conocer a sus clientes para poder fidelizarlos, o manejar las cifras importantes relacionadas, por ejemplo, con los costes contables y de mercado, o evaluar los márgenes brutos para compararlos con el coste real de la venta, …?

Por lo tanto, mi primera recomendación es que mantengas tu restaurante siempre al día, actualizado, no solo desde el punto de vista de la imagen o, por supuesto, de la propuesta culinaria, sino también, desde el punto de vista tecnológico. Eso te ayudará a simplificar procesos, a facilitar el trabajo y a agilizar todas las tareas. Además, tendrás al alcance de la mano toda la información que necesitas para controlar los pedidos, el economato y la bodega, para tratar con los proveedores y llevar de manera más eficiente el Libro de facturas. Y, no solo eso, un software de facturación para restaurantes te ayudará a gestionar mejor a tus camareros y a tus clientes.

A los primeros, al disponer fácilmente de toda la información necesaria para analizar los márgenes de sus operaciones o elaborar estadísticas sobre sus ventas. A los segundos, personalizando campañas de marketing relacional con los datos que proporciona el propio cliente y que se alojan en el sistema. Y, por supuesto, prestando un servicio de mayor calidad que impactará, seguro, sobre la experiencia del cliente, provocando un efecto “cascada” que terminará por fidelizarlo con la marca.

El poder de la información

Organizar de manera adecuada todos los procesos y llevar un control óptimo sobre las tareas y la información que generan te ayudará a resolver cualquier incidencia en un tiempo récord. Recuerda que, cualquier trabajo que te exija mantener un contacto directo con el cliente implica un riesgo adicional que deberá medirse y, en la medida de lo posible, planificarse. La tecnología de la que hablamos también te ayudará a controlar posibles imprevistos y a efectuar los cambios con la agilidad que demanda el nuevo cliente de la era digital.

Por lo tanto, más información, más calidad en el servicio que se presta y más eficiencia en el trabajo que se desempeña, además de impactar sobre la cuenta de resultados, proyecta una imagen mucho más positiva del restaurante. Y eso, no solo, servirá para fidelizar a los clientes que ya han vivido la experiencia, sino que permitirá atraer otros nuevos. Recuerda que el éxito de un establecimiento de este tipo se mide, no solo por tener las mesas llenas sino por el índice de satisfacción de quienes las ocupan. Sí. Es verdad. Generalmente, una cosa tiene mucho que ver con la otra.

Agilidad, flexibilidad, velocidad, seguridad, eficiencia, todo son ventajas para
los restaurantes que apoyan su gestión en un software de facturación. Clic para tuitear

En todo caso, lo importante es señalar que la tecnología, no solo te permite ofrecer un servicio mucho más ágil, sino que, además, te proporciona muchísima información adicional para conocer mejor a tus clientes -preferencias, hábitos de consumo, productos más vendidos, etc.- Esa información te ayudará a planificar mejor tus acciones, a diseñar nuevas estrategias para optimizar la ocupación del restaurante y, en última instancia, como siempre digo, a mejorar la calidad del servicio que se presta al cliente. Recuerda que estamos en la era digital, sí, pero que esta era también es la era del cliente.

Funcionalidades que se traducen en beneficios

La tecnología, además de aportar la funcionalidad concreta para abordar determinadas tareas, debe proporcionar ese “plus” extra que permita a los restaurantes acometer nuevos proyectos diferenciales respecto de los de la competencia. La tecnología, en sí misma, no es diferencial. Pero, el uso que se hace de ella y las ventajas que reporta, sí pueden conferir esa diferenciación, convirtiendo al negocio en una organización más ágil, más flexible, más dinámica, más eficiente e, incluso, hasta más proactiva.

En concreto, un software de facturación para restaurantes, con un diseño que sea práctico e intuitivo agilizará e imprimirá gran velocidad a todos los procesos relacionados con la facturación y el cobro. Eso parece que es obvio. Pero, además, si aprovechamos las opciones de su sistema de información podremos acceder con todo lujo de detalles a los datos específicos de cada uno de los camareros que conforman la plantilla -estadísticas de venta, mesas atendidas, etc.- y con ello, definir pautas de trabajo lo más personalizadas posible.

Con respecto al control de la sala, aquellos restaurantes que apoyen su gestión en este tipo de tecnología podrán tener siempre el servicio y la facturación bajo control.

Y, por otro lado, la tecnología ayuda a conseguir la máxima eficiencia y celeridad en la preparación y servicio de los platos -gracias al sistema de comandas- mediante la gestión de la orden de envío desde la sala hasta la cocina.

La información es poder. Eso lo tenemos clarísimo. Da igual que hablemos de un restaurante o de una empresa de telecomunicaciones. Disponer de los datos adecuados, en el momento preciso y de la capacidad de convertir esos datos en información es una de las claves de cualquier negocio. Más aún, en el contexto actual en el que generamos y consumimos una cantidad ingente de datos, prácticamente a diario. Por eso, en el entorno de un restaurante, es importante, por ejemplo, evaluar, al final de cada jornada, toda la información relevante, relacionada con varios aspectos del negocio, como puede ser la facturación del día al cierre. Eso sí, habrá que mantener siempre a raya, la seguridad de la información que se maneja, más aún, en cuestiones tan sensibles como las que tienen que ver con la facturación de un negocio.

En definitiva, la tecnología aplicada a la gestión de un restaurante deberá ser tan innovadora y eficiente como la que impacta sobre cualquier otro tipo de negocio. Deberá proporcionar ahorros de tiempo y de recursos, deberá facilitar acceso sencillo a información clave, salvaguardar la confidencialidad de los datos y, en resumidas cuentas, aportar la agilidad y velocidad que demandan los nuevos negocios de la era digital.

Datisa

Datisa

Deja un comentario