Cocinas centrales: ERPs que optimizan la gestión

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Una cocina central que sirve a varios centros “satélites” debe tener en cuenta diferentes aspectos que van desde la producción hasta la distribución de los alimentos cocinados. Es una cocina que podríamos llamar-diferida- y que debe cuidar al máximo aspectos como la calidad, la trazabilidad y la seguridad de los alimentos que proporciona.

Como su propio nombre indica, se entiende por cocina central, aquella en la que se centralizan diferentes procesos que pueden ir desde las compras, la manipulación o la producción hasta el envasado y la distribución de los productos para su comercialización o consumo en los distintos puntos de venta.

En la gestión de una cocina central es importantísimo garantizar los procesos de fabricación y su trazabilidad. Ahora bien, entendiendo la gestión de una cocina central desde el punto de vista, meramente empresarial, por supuesto, sin olvidar nunca estos aspectos, me centraré en el plano que tiene que ver estrictamente con el negocio, con su eficiencia y su rentabilidad.

Eficiencia, seguridad y cumplimiento normativo

La pregunta entonces pasa a ser: ¿cómo lograr la eficiencia en una cocina central?

La respuesta a esta pregunta, para mí, pasa necesariamente por la utilización de una solución específica que permita garantizar, lo primero, la eficiencia de los procesos productivos. Y me explico. Un aplicativo para la gestión de las cocinas centrales debe estar orientado al cumplimiento de tres objetivos estratégicos: calcular los costes y escandallos, ajustar la previsión de los consumos y la planificación de las compras y automatizar todos los movimientos del almacén a través de las diferentes órdenes de fabricación.

ERPs que optimizan la gestión de las cocinas centrales #ERP #pymes Clic para tuitear

Pensando en los procesos de producción, un ERP de gestión vertical deberá facilitar la definición -al detalle- de los costes que implica la preparación de cualquier plato. Y, cuando digo al detalle, quiero decir, exactamente eso, o sea, que en esos costes deberá tenerse muy en cuenta lo que cuesta fabricar, lo que cuesta comprar las materias primas o cualquier otro ingrediente que intervenga en la elaboración del plato, en cuestión. También deberá tenerse en cuenta la estimación de cualquier otro coste indirecto.

Prevención, agilidad y automatización

En el ámbito de la planificación de las compras, una solución para la gestión de cocinas centrales deberá contribuir prevenir lo que se conoce como “consumos necesarios” para dar salida, bien a la producción que se ha estimado, bien a la producción que se ha llevado a cabo a partir de los pedidos registrados por cada cliente.

El almacén es un entorno que siempre genera interés -o debería- en el ámbito de los negocios. Es un área que, dependiendo de la gestión que se practique en la misma, aportará grandes beneficios o, por el contrario, supondrá un lastre difícil de procesar.

Mi recomendación es automatizar todos los movimientos que tienen lugar en el almacén ya que a través de las diferentes órdenes de fabricación que se generan se establece una comunicación integrada e inteligente entre el usuario y los operadores de la cocina central. Es un proceso que aporta grandes ventajas, no solo desde el punto de vista de la seguridad de la información con la que se trabaja, sino desde la perspectiva de la agilidad y el ahorro de tiempo.

Es más, para imprimir una agilidad aún mayor en todas las operaciones, las órdenes de fabricación se pueden desarrollar en diferentes fases. De este modo, la validación de cada una de las fases generará -automáticamente- los correspondientes movimientos en el almacén. Y, aportará la información necesaria para actuar en consecuencia.

Gestión, optimización y control

Entonces, me surge una última pregunta que me sirve para resumir de un solo vistazo, ¿qué funcionalidades básicas debe aportar un ERP para gestionar una cocina central? La respuesta no pasa tanto por enumerar una serie de funcionalidades concretas ya que, dependiendo de unos aplicativos u otros, encontrarás unas funciones u otras. La respuesta correcta es que busques un software que te permita una explotación integral de la actividad y que te libere del tiempo que necesitas para optimizar al máximo la calidad y el servicio que se presta a los clientes. Eso sí, el sistema deberá garantizar el ahorro de costes, la mejora de la competitividad, la optimización del control y la reducción de las tareas administrativas.

Y, si, aún así, sigues pensando en algo un poco más concreto, quizá busca un ERP que te permita gestionar:

  • Variables de las fechas de caducidad para controlar el sistema sin improvisación, garantizando la seguridad y trazabilidad.
  • Productos, proveedores, planificación de la actividad, entradas y salidas en el almacén.
  • Diferentes tipos de elaboraciones en una misma cocina dependiendo del tipo de cliente y de sus requerimientos específicos. Y, todo, de forma automatizada y segura.
  • Costes directos de cada menú.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario