• 902 328 472
  • info@datisa.es

¿Qué hacer para conseguir que España sea un país más digital?

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Hablamos mucho de la necesidad de que las empresas, más concretamente, las pymes poco a poco se van digitalizando. A fuerza, eso sí, de mucho esfuerzo y del convencimiento de que, de no avanzar en esta dirección, difícilmente podrán operar de una manera eficiente y competitiva en el actual -y futuro- entorno digital.

Y parece que son solo ellas, las pymes las que deben dar el salto. Que todo lo demás ya es digital. Y, desde luego no es así. Por una parte, mal. Porque estaría bien saber que el ecosistema empresarial y social y, por tanto, el país en general avanza a buen ritmo en su necesario proceso de digitalización. Por otro lado, mal porque sería como reconocer que las pymes habrían vuelto a quedarse descolgadas de estos procesos.

Bien. Pues ni una cosa, ni la otra. Es decir, que ni el país avanza al ritmo que sería deseable, ni las pequeñas y medianas empresas tampoco. Aunque, en favor de estas últimas diré que, en muchos casos están ejerciendo ese efecto tractor que se espera de las grandes e, incluso, de las instituciones y organismos oficiales. Así que, merecen todo el reconocimiento y el apoyo posible que se les pueda brindar para avanzar en sus procesos de transformación. Procesos, que, dicho sea de paso, siguen avanzando.

Modelo sostenible e impulso tecnológico

Buscando información para escribir este post me he topado con las declaraciones de Pedro Mier, presidente de Ametic, la patronal que representa en España al sector de la industria digital, en las que reclama políticas de gobierno orientadas a lograr un modelo más sostenible de impulso tecnológico que sirva de palanca para la prosperidad de España, partiendo de la transformación digital de los sectores productivos, las administraciones públicas y la sociedad en su conjunto.

A mí, personalmente esto me parece ideal. Pero, hoy, por hoy, lo veo aún como una declaración de intenciones, un futurible, más que una realidad. No obstante, me parece extraordinario que la patronal reclame, entre otras cosas, la creación de una Vicepresidencia Digital o un Comisionado con dependencia directa del Presidente del Gobierno. Es una manera, no solo de reclamar la visibilidad que tiene el tema en cuestión, sino un proyecto orientado a prestar ayuda permanente y no por impulsos a las diferentes organizaciones que la necesiten para avanzar en sus procesos de transformación digital.

¿Qué medidas se pueden tomar para que España sea un país más digital? Clic para tuitear

Dice Ametic que el proyecto digital debería ser prioritario para cualquier Gobierno y, convencido de ello, a pocos días de que entrar de lleno en la nueva campaña electoral que concluirá con los comicios del 28 de abril, propone una serie de medidas encaminadas a asentar las bases de un proyecto digital. El objetivo: alinear a España con las iniciativas digitales de la Unión Europea.

La propuesta de Ametic se estructura en torno a seis pilares básicos que incluyen el fortalecimiento de una industria digital propia, la ejecución de macroproyectos tractores de base tecnológica, el afianzamiento de la innovación y el talento digital, el fomento de las tecnologías habilitadoras, el desarrollo de ecosistemas digitales y el establecimiento de un marco normativo para el crecimiento digital.

El movimiento se demuestra andando

Es así de sencillo y, a la vez, así de complicado. Para avanzar hay que empezar moviéndose. Dejar de recrearse en la teoría y poner en marcha medidas que impulsen, precisamente, eso, el movimiento. No quiero decir, ni mucho menos, que los proyectos de digitalización en España se hayan quedado estancados. Lo que quiero decir es que, no siempre se consigue la velocidad que se necesita, simplemente porque el esfuerzo que hay que hacer es enorme.

En este sentido, creo que es en el que apuntan las propuestas de Ametic para conseguir un entorno más amigable y práctico de cara a la digitalización. Es decir, apuestan por el fortalecimiento de una industria tecnológica digital sólida que pueda desempeñar un papel relevante en el marco internacional; porque las Administraciones Públicas no solo “impulsen” sino que participen en proyectos liderados por empresas TIC; por aumentar la inversión en I+D+i, creando un marco presupuestario estable para la innovación; por seguir el ejemplo del programa de apoyo a la transformación digital de la economía europea “Digital Europe 2021-2027; por definir planes y acciones específicas para el desarrollo de ecosistemas digitales que posibiliten la conexión y el aprovechamiento de sinergias entre todos los actores; o por disponer de un contexto político, administrativo y regulatorio que promueva -de verdad- la creación de riqueza a partir de las industrias tecnológicas.

Así que, ahí queda el planteamiento. Habrá que ver si los partidos políticos, primero en campaña, y el Gobierno entrante, después, recogen el guante y aceptan el desafío. De ello dependerá la evolución de nuestro país en el entorno digital.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario