ERP analítico: una suerte de lego para las pymes

El actual escenario económico-empresarial obliga a las pymes a actuar con agilidad y precisión. Y, a buscar la complicidad de una tecnología resolutiva y flexible, capaz de pasar desapercibida. Soluciones que apuesten por la rentabilidad desde la sencillez de uso, la facilidad de integración con terceros y el ahorro de costes. La clave está en el ERP analítico.

En el mundo del software ERP, los avances se suceden a gran velocidad. Un ERP analítico y sólido que apoye a la organización en todas sus áreas, ayudará a cumplir sus objetivos. Pero, las pequeñas y medianas empresas se enfrentan a grandes desafíos en un contexto marcado por la inestabilidad y la crisis económica.

Estos son los 4 principales retos para que 2023 consiga una ventaja competitiva con su sistema ERP:

ERP analítico y estándar que sienta como hecho a medida

Hoy en día, son pocas las pymes que trabajan con un ERP hecho a medida o con muchas personalizaciones. Las desventajas son enormes. Es un sistema caro, complicado y no está preparado para el futuro. Es decir, para readaptarse, fácilmente, a los nuevos escenarios que puedan presentarse a medio y largo plazo.

Un software estándar en el que las personas se ajustan a los procesos y métodos de trabajo prescritos es mucho más común. Pero, la cuestión es determinar su ese sistema estándar se podría adaptar suficientemente bien a cualquier tipo de negocio. Un buen objetivo para 2023 es utilizar un software ERP estándar que permita adaptarse perfectamente a la organización.

Esto significa implica trabajar con un ERP analítico, consolidado y con una amplia experiencia en el mercado. Pero, a la vez, hablamos de un software que permita incluir personalizaciones a través de procesos de configuración sencillos. Y, por supuesto, que incluya amplias opciones de flexibilidad.

ERP analítico como parte integrada de la infraestructura de TI

El ERP no es una aplicación independiente. Cada vez está más conectado con otros sistemas y soluciones dentro de la organización. Por lo tanto, no se puede tratar como un componente separado, sino como una parte integrada del panorama informático.

Un proyecto para sustituir ERP sólo debería existir como parte de una visión a largo plazo sobre la infraestructura tecnológica completa. Eso podría traducirse en una transición a la nube o un proyecto de transformación digital o en la entrada en un nuevo mercado. Pero, en todo caso, las pymes deben pensar detenidamente en cómo encaja su ERP en el panorama general del negocio. Por eso, utilizar un ERP analítico, ayudará no solo a entender mejor el negocio. También, a hacer que todo encaje mejor.

Facilitar la incorporación de aplicaciones externas

Una aplicación para la gestión de gastos, un CRM o una herramienta de e-commerce, cada vez es más probable encontrar aplicaciones que facilitan y agilizan la ejecución de determinadas tareas. Obviamente, las pymes no quieren ver ralentizada su gestión por problemas o limitaciones tecnológicas. Por ejemplo, por una integración complicada y costosa entre su ERP y cualquier aplicación externa.

Con un ERP actualizado y que utilice tecnología de última generación, los responsables de gestión de las pymes no tendrán que preocuparse por esto. El ERP analítico de Datisa es un ejemplo de ello. Las nuevas aplicaciones se pueden encajar en el sistema como si fueran bloques de Lego. En términos de tecnología, el sistema facilita la conexión con las aplicaciones de terceros, lo que implica beneficios inmediatos para el usuario, además de pasar totalmente desapercibidas.

Convertir la actualización en un «no-evento»

Muchos gestores de proyectos se vuelven locos cuando piensan en actualizar el ERP. Trazar los procesos, rediseñar las personalizaciones, la gestión del cambio, las configuraciones adecuadas, la conversión de datos, las pruebas, la documentación, etc. Con un ERP en la nube se libera de cualquier tipo de responsabilidad sobre este tema.

Es decir que, se pone fin a los proyectos de actualización complejos, caros y largos. Una pequeña actualización, publicada regularmente  que se ejecutan de manera automática se convierten en la norma. Por lo tanto, para 2023, este debería ser otro objetivo para las pymes. Es decir, hacer que las actualizaciones dejen de ser un “acontecimiento relevante” y que pasen desapercibidas.

Pablo Couso, director comercial de Datisa dice para terminar que “muchas veces nos centramos únicamente en los retos tecnológicos. Por eso insistimos tanto en que es importante que las pymes no pierdan el foco de lo que es realmente crítico. Es decir, que presten especial atención al negocio. Y, en este sentido, un ERP está diseñado para organizar y automatizar los procesos empresariales. Y, para hacer que la organización consiga sus objetivos, apuntando al rendimiento y la rentabilidad, también a largo plazo. Por eso, disponer de un ERP analítico, con amplia cobertura funcional y 100% flexible, será determinante para el negocio las pymes”.

Sobre Datisa

Datisa es uno de los principales desarrolladores de software de gestión empresarial para pymes en España. El ERP de Datisa, disponible también para entornos Cloud y modelos SaaS, ofrece una completa gama de soluciones que incluyen aplicativos financieros, de gestión comercial y compras, y programas para el control de la facturación y del almacén. Su objetivo es ayudar a las pymes a gestionar con eficiencia sus procesos financieros y administrativos ofreciendo soluciones innovadoras, diferentes y con valor añadido.

Contacta con nuestro gabinete de prensa

 

¿Te ha gustado este contenido?

Si te ha gustado apúntate a nuestra newsleter, todos los meses escribimos sobre empresa y Pymes de una manera amena, contando anécdotas y sobre todo con contenido muy útil. Te espero dentro:   .

¿Quieres más?