• 902 328 472
  • info@datisa.es

Sistemas de gestión modernos para la distribución alimentaria

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

“La confianza es algo que cuesta mucho ganar y es muy fácil perder”

shutterstock_242852632_pequeñaEl sector de la distribución alimenticia en España ha centrado su foco, desde hace décadas, en intentar vender más, sin pararse a pensar que una gestión más óptima en el proceso empresarial podría derivar –directamente- en el fin perseguido.  Obviamente, las grandes cadenas de distribución son conscientes de la importancia que supone disponer de un equipo de gestión informatizado; y gracias a sus márgenes, cuentan con estos sistemas de gestión que optimizan finalmente su cuenta de resultados. Aunque ni se puede, ni se debe generalizar, es en las pequeñas empresas de este sector donde hay un campo virgen amplísimo, debido a que su idiosincrasia (su tamaño) las ha mantenido, hasta ahora, al margen de los modernos sistemas de gestión empresarial.

Las organizaciones más pequeñas que operan en este sector, por lo general, con pocos recursos económicos para destinarlos a sistemas de gestión, suelen realizar aún un bueno número de tareas de manera manual, con el consiguiente margen de error que conlleva y con la duda de saber si las medidas que se adoptan para vender más, son las correctas. Para evitar así empezar la casa por el tejado, y lograr una mayor eficacia del ERP que se instale (por lo general vía Saas), hay un requisito que es de obligado cumplimiento: recibir asesoramiento específico sobre los sistemas informáticos que debemos adquirir (sea hard y/o soft); y, ligado a ello,  recibir la formación necesaria para sacar el máximo partido a una solución que, bien aprovechada, puede marcar la diferencia entre ganar o perder.

shutterstock_177469232Por dónde empezar

Antes de arrancar con la implantación de un ERP, es fundamental tener clara la gestión del cambio que se va a producir, con nuevas metodologías en el tratamiento empresarial orientadas a ganar en productividad y eficiencia. Y por ello, todo el personal implicado debe adaptarse a trabajar con nuevos sistemas informatizados, con independencia del área funcional donde desarrolle su actividad.

Así, con los actuales sistemas integrados de gestión de la información, el tamaño de la empresa no importa. Los sistemas cloud han democratizado la gestión empresarial de las pymes, también en el entorno de la alimentación, aportando una serie de ventajas antes impensables, como la automatización de los procesos empresariales, permitiendo el acceso a las empresas de menor tamaño a determinadas soluciones informáticas en las mismas condiciones que una gran superficie comercial con millones de euros en su facturación.

La información es poder

shutterstock_207910330La ventaja más reseñable de contar con un ERP es la información que aporta de manera instantánea. Mediante soluciones específicas dirigidas al sector de la distribución, el empresario conoce en todo momento la vida de un artículo: desde que es recepcionado en el almacén hasta su venta (el paso final), pasando por otras fases no menos importantes, como su etiquetado, su ubicación en el lineal  e, incluso, por qué vendedor fue comercializado. Al adquirir toda esta información, la empresa puede efectuar diferentes analíticas: saber qué productos se venden mejor, cuáles llevan más tiempo del debido en el almacén  o qué comercial ha efectuado mejor su labor para cerrar una venta. No hay que olvidar que el precio no es, sino una característica intrínseca del producto; y con los ERP actuales, es más fácil definir, con mayor precisión, esta característica (afinar su precio) para lograr vender la mayor cantidad  de artículo en el mínimo tiempo posible.

Los desarrollos ERP permiten aportar información valiosa en tiempo real. Así, mientras sale un producto a destino, el reponedor en el almacén puede ir sustituyendo los artículos o haciendo nuevos pedidos para tener siempre el stock adecuado. Por otra parte, los sistemas de gestión permiten comprobar que el inventario real coincida plenamente con el teórico. El Director de Compras podrá lanzar automáticamente las órdenes de adquisición de nuevos productos en función de unas variables prediseñadas: cuando queden menos de 10 unidades, cuando se  haya vendido el 95% del primer pedido, etc.

Datisa

Datisa

Deja un comentario