• 902 328 472
  • info@datisa.es

Mejoran las expectativas para las pymes en aspectos como la innovación y la financiación

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Dos aspectos clave, el de la innovación y el de la financiación y muy ligados entre sí. Bueno, para ser honestos, muy dependiente el primero respecto del segundo. La innovación está claro que depende de la capacidad y la inquietud que se tenga para buscar nuevas estrategias y soluciones que resuelvan la problemática del día a día. Pero, también está muy ligada con la visión de las compañías y el establecimiento de políticas y medidas que incentiven esa innovación. Y, desde luego, para financiar cualquier iniciativa innovadora es necesario, además de tener la cultura y la inquietud, disponer de los recursos financieros adecuados para ponerla en marcha.

La actividad innovadora que se desarrolla en el seno de las pymes que operan en España es muy relevante. No lo digo yo. Es una conclusión extraída del Informe Pyme España 2018 de Cepyme en el que se refleja la situación y perspectivas de estos negocios en distintas áreas de su gestión. Centrándonos en la actividad innovadora, dice el Estudio que el 75,4% de las pequeñas y medianas empresas han realizado cambios o mejoras en sus productos o servicios en el último año y que el 60,7% ha comercializado un nuevo producto o servicio, en ese mismo período.

Centrándonos en otra perspectiva de la innovación, es decir, la relacionada con los procesos, el Informe revela que el 68% de las empresas encuestadas ha introducido también cambios o mejoras en sus procesos de producción, mientras que el 71,8% ha adquirido nuevos bienes de equipo. Aunque las evoluciones que se desarrollan en el ámbito de los productos/servicios son las que más preocupan y ocupan a los responsables de este tipo de organizaciones, lo cierto es que la innovación llevada a cabo en el entorno de la gestión, en general, también es determinante. Los datos obtenidos en esta edición son muy similares a los de ediciones anteriores. Así, el 68% de las pymes han realizado innovaciones en sus sistemas de dirección y gestión; el 64,2% ha hecho cambios en sus sistemas de compras y aprovisionamientos; y el 61% han modificado sus sistemas comerciales y de ventas.

Está claro que las pequeñas y medianas empresas han aterrizado el valor, o, mejor dicho, la contribución positiva de la tecnología al funcionamiento de la organización. Ya sea en la operativa o en los procesos, o en la puesta en marcha de iniciativas que busquen una mayor eficiencia, las pymes se han apoyado en la tecnología, no solo para mejorar sino también para innovar en su día a día. Dice el Informe de Cepyme, además, que son, especialmente las empresas medianas cuyos gerentes tienen estudios universitarios las que más innovaciones plantean, tanto en productos, como en procesos, como en gestión. La industria del comercio se lleva la palma.

Las pymes van menos al banco

No sé si es que las pequeñas y medianas empresas han encontrado otras fuentes de financiación alternativas o, quizá sea porque han optimizado la gestión de sus recursos financieros o, porque han puesto en valor, también, aspectos tan relevantes como la tesorería o la gestión de cobros y pagos. Sea por lo que sea, quizá por una combinación de todo, lo cierto es que, según publica Cepyme en su Informe, este tipo de organizaciones han recurrido en menor medida a la financiación bancaria que en años anteriores.

Las pymes innovan más y solicitan menos financiación. Clic para tuitear

Si, está claro que también puede ser porque se haya invertido menos en otros proyectos. En todo caso, el 34,2% de las pymes han intentado acceder a líneas de financiación propuestas por entidades de crédito convencionales, mientras que el 29,3% han optado por recurrir a la autofinanciación, a través de los beneficios que aportan las amortizaciones. Por su parte, hay un 35,7% de pequeñas y medianas empresas que declaran no necesitar este tipo de financiación porque no están acometiendo grandes inversiones, mientras que el 0,8% dice que no lo intentan porque son conscientes de que el banco les denegaría la línea de crédito.

Centrándonos en las condiciones de la financiación bancaria, los datos son positivos, ya que de las pymes que solicitaron un crédito más de la mitad (51,2%) lo obtuvieron en condiciones más ventajosas que las que tenían en años anteriores. Disponer de la información necesaria para saber qué condiciones se tiene, si se están respetando los acuerdos alcanzados, si se podrían mejorar las condiciones, etc. es fundamental para negociar con el banco en una situación más ventajosa. En este sentido, la tecnología también ha jugado a favor de las pequeñas y medianas empresas que han visto cómo podían acceder a más y mejor información a golpe de click.

Pero, siguiendo con el tema de la financiación, se ha constatado que las empresas medianas, las no familiares, las gestionadas por gerentes con estudios universitarios y las empresas maduras consideran que la evolución de sus condiciones financieras ha sido más favorable.

En definitiva, los datos que aporta el Informe de Cepyme son esperanzadores, algo que se agradece en un entorno tan convulso como en el que nos movemos con noticias económicas como la reciente quiebra de Thomas Cook, o la rebaja de las previsiones de crecimiento económico en España que vuelven a incrementar la incertidumbre. Todo afecta al entorno empresarial y, en este caso, a las pequeñas y medianas empresas, unos negocios mucho más sensibles a los cambios y vaivenes del mercado, con más fuerza. Habrá que estar atentos y, en todo caso, como siempre digo, la tecnología y el acompañamiento de socios experimentados ayudará a transitar con más posibilidades de éxito por estos entornos VUCA ya tan nuestros.

 

Datisa

Datisa

Deja un comentario