Cinco claves para impulsar la transformación en el sector de las mascotas

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

La crisis del coronavirus está impactando fuertemente sobre todos los sectores de actividad. En el caso de la industria del animal de compañía también. Buscando la perspectiva positiva, hay que decir, que, a pesar de lo que se pensaba, la sociedad española sí estaba preparada para el cambio digital. De hecho, la mayoría de los negocios han podido responder, con agilidad a la necesidad del trabajo en remoto. Y, lo han hecho, adaptándose a una situación, a todas luces, inesperada.

Según la reciente encuesta publicada por Datisa, “Perspectivas del sector del animal de compañía en tiempos de COVID-19”, el 50% de los negocios del sector verán reducidos sus ingresos en un 50%. Mientras que, solo el 13% piensa que podrá aprovechar las oportunidades que se generan al albur de la crisis para seguir impulsando su crecimiento.

La pasada semana asistí a una interesante charla virtual en la que, expertos en transformación digital, explicaron algunas de las claves que podrá utilizar el sector del animal de compañía -en general, la industria mayorista- para entender qué es lo que va a pasar y cómo transformar los negocios a tiempo.

El COVID-19 nos ha presentado a una sociedad más madura -digitalmente hablando- de lo que pensábamos. Una sociedad que seguirá teniendo un comportamiento digital muy intensivo durante los próximos meses y que va a establecer unos hábitos B2B y B2C que, probablemente perduren en el tiempo.

¿Qué tiene que ver esto con la PYME y con el sector mascotas? En realidad, todo. El cliente se está modelando en este entorno. Es decir que, podemos decir que el cliente B2B y B2C ya es digital, lo que está “forzando” a las empresas del sector a una transformación imparable.

Venimos de un mundo de pymes, estamos en un mundo de pymes, y seguirá siendo un mundo de pymes. Pero de pymes adaptadas a un nuevo contexto. En un sector como el de las mascotas, en el que la demanda actúa en este entorno disruptivo, y que se concreta en un nuevo cliente, es el momento de actuar. La cuestión es: ¿estamos preparados? ¿puede la pyme del sector mayorista tomar nota? ¿puede ser más digital? ¿puede externalizar? ¿puede apoyarse en los modelos de pago por uso? ¿puede dar servicio a este nuevo cliente?

Oportunidades en la crisis

Es la primera de las cinco claves para transformar los negocios. Entender la crisis como una fuente de oportunidades. Un entorno, una situación, un contexto que nos muestra sin rodeos nuestras debilidades y nuestras fortalezas. Nos señala con claridad cuáles son nuestras amenazas y nos ayuda a identificar nuevas oportunidades. Todo ello nos fuerza a tomar decisiones, tanto operativas, como estructurales y pone a las organizaciones y a sus responsables en la senda del crecimiento. Por lo tanto, dicen los expertos que este es un buen escenario para observar, decidir, actuar, controlar y validar.

El cliente en el centro

La segunda clave reconoce, como ya se venía haciendo tiempo atrás, que hay que poner al cliente en el centro de cualquier operación, de cualquier estrategia, de cualquier decisión. En este sentido, por un lado, el cliente profesional -el mayorista, una tienda o una clínica veterinaria- tiene claro que debe vender online, que debe transformarse, ser digital, ampliar su oferta.

Es consciente de que el consumidor está cambiando y que debe proporcionarle una experiencia relevante y diferencial. Con respecto al consumidor final lo que hemos aprendido es que, ahora, y, seguramente, también más adelante, compra desde su casa, sus habilidades digitales son considerables y, por supuesto, quiere a su mascota. Por lo tanto, se impone la necesidad de implementar estrategias de venta omnicanal, en la que se puedan combinar los canales digitales y los convencionales, actualizados. En este sentido, habrá que trabajar en los contenidos impulsando aspectos clave como la comunicación, la formación, la experiencia de compra, etc. y ayudar a que las ventas, de verdad, sean más ágiles.

Decisiones basadas en datos

Dejará de ser  solo tendencia o posible en algunas organizaciones más avanzadas. Las decisiones se tomarán basándose en los datos, ya sean operativos, estructurales o financieros. Pero, antes, habrá que poder determinar qué datos se necesitan, cómo se pueden obtener, qué información y/o conocimiento aportan, buscar el detalle de los mismos y la visión sistémica que aportan. En concreto, en el sector del animal de compañía, hay algunos datos que  las empresas deberían tener en cuenta para impulsar el cambio.

El cliente B2B y B2C ya es digital, lo que está “forzando” a las empresas del sector a una transformación imparable. Clic para tuitear

Optimizar el almacén

El almacén es el corazón de los negocios porque es en ellos donde reside gran parte de su liquidez. El almacén es el nexo entre las compras y las ventas y, gestionarlo con eficiencia implica optimizar gran parte del proceso comercial. Para hacerlo es importante disponer de la tecnología adecuada, de procesos definidos, estandarizados y automatizados, y con una visión integradora de las operaciones y las finanzas. En este sentido, un ERP para la gestión de almacenes puede marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso de según y qué negocios.

Impulsar la transformación digital

Aunque a buen seguro seguiremos hablando de transformación por mucho tiempo más, lo cierto es que deberemos acompañar a este sustantivo de los “apellidos” adecuados. Es decir que, la transformación deberá ser, no solo digital, sino integradora. Deberá favorecer la integración entre diferentes herramientas, pero también, la integración de datos, de equipos, de procesos, de personas. La tecnología no será la protagonista. Ya ha dejado de serlo hace mucho tiempo. De hecho, los presupuestos, ya no se dirimen en los entornos TIC como años atrás, sino en los entornos del propio negocio, es decir, en finanzas, en comercial, en producción, en el almacén, etc. No es que la tecnología no sea importante. Lo es, y mucho. Es, simplemente que la tecnología se valora y se reconoce por las soluciones que aporta y por su capacidad para capitalizar a las organizaciones.

Con todo, los expertos de Datisa que participaron en el webinar de la semana pasada animaron a las organizaciones a responder a unas cuantas preguntas cuyas respuestas ayudarán a pasar a la acción. Entre ellas me quedé con las siguientes:

  1. ¿Estamos actuando ya a corto y a largo plazo?
  2. ¿Tenemos nuevos canales de venta? ¿Hemos actualizado los canales tradicionales?
  3. ¿Conocemos al cliente? ¿Le ayudamos a vender más?
  4. ¿Nuestras decisiones están basadas en datos?
  5. ¿Tenemos una organización tecnológicamente integrada?
  6. ¿La empresa combina cultura financiera con cultura de negocio?
  7. ¿Disponemos de una visión estratégica del almacén?
  8. ¿Estamos orientados al cambio?

De las muchas conclusiones que puedo sacar de este interesantísimo y práctico encuentro virtual es que hay que ponerse manos a la obra porque mañana ya puede ser tarde. Datisa te invita a una sesión de consultoría individualizada y personalizada totalmente gratis en la que podrás explicar tu caso y recibir orientación sobre cómo mejorar la rentabilidad de tu negocio con la transformación digital.  Contacta con nosotros.

Datisa

Datisa

Deja un comentario